"Justice Divine"

SUCESO 30 de enero de 2020 Por Germán Lev
Al grito de: “Vamos a lo de los masones”, un grupo organizado de Chalecos Amarillos marchó en la medianoche del sábado hacia una logia masónica en la localidad francesa de Tarbes y la destrozó. Además, sustrajeron cuatro espadas que se utilizaban para ritos ceremoniales.
20200130_172850

Una muchedumbre se congregó para marchar en protesta contra el gobierno de Macron. El pueblo francés, cansado de las altas tasas de impuestos que se ven obligados a pagar, los bajos salarios sumado a la difícil situación para encontrar un empleo bien remunerado, salió por decimoséptima vez a copar las calles con los característicos chalecos amarillos.

En la localidad de Tarbes, ciudad del estado de Altos Pirineos, un pequeño grupo que se separó de los más de cuatrocientos manifestantes, se dirigió a la logia local, juridisdiccionada al Gran Oriente de Francia y luego de tirar algunas piedras, ingresó por la fuerza. Dentro armaron un alboroto, rompieron parte de la infraestructura y sustrajeron cuadros y cuatro espadas ceremoniales -que más tarde serían devueltas-.

El ministro del interior francés, Christophe Castaner, condenó los hechos en Twitter: “Después de los judíos, los fracmasones”, escribió. Lo cierto es que ya son legiones las consciencias que comenzaron a despertar y a darse cuenta de que el sionismo internacional y los altos iniciados masónicos son enemigos de la humanidad. Por otro lado, cabe esperar la condena social por parte de los políticos que integran las potencias del gobierno mundial y de los directivos de los grandes medios hegemónicos de comunicación; compuestos casi en su totalidad por masones y simpatizantes sionistas.

Te puede interesar leer Los protocolos de Sión y La cuestión judía de Théodore Herzl, fundador del sionismo.

 

Germán Lev

Editor, redactor y narrador.

Te puede interesar