Javier Calamaro, contundente: "Esta es la Tercera Guerra Mundial"

TRINCHERA 31 de enero de 2022 Por Germán Lev
Javier Calamaro

El músico y escritor argentino, Javier Calamaro, dio un paso adelante y enfrentó el ojo público de la cámara este sábado 29 de enero luego de brindar un recital. En el marco del Festival Atahualpa en General Cabrera, Córdoba, Argentina, el cantautor expresó en una entrevista improvisada, con vigor y sin eufemismos, que la sociedad mundial se encuentra atravesando la Tercera Guerra Mundial.

"Es una enfermedad, un virus creado en un laboratorio. No salió de Wuhan, no salió de un mercado de China. Lo fueron inoculando de manera completamente ilícita y aberrante en todo el mundo. No causa los estragos que dicen que causa, es toda una excusa para tener dominada a toda la sociedad mundial, desde poderes que son oscuros y siniestros. El verdadero genocidio lo están cometiendo con esa vacuna llena de grafeno y metales pesados que nos obligan a todos a meternos".

Ante la pregunta de la periodista de Radio Play con Vos de Córdoba, de si él se encontraba vacunado contra el COVID-19, Javier Calamaro respondió:

"Yo estoy vacunado, me arriesgué a que me mate como mató a siete amigos míos. Siete amigos míos murieron o quedaron deformes por culpa de la vacuna esa que nos están obligando a meter, no en la Argentina, sino en todo el mundo. Es nefasto y lo tenemos que aguantar, o sino nos matan o nos prohíben vivir. Así que lo bancamos como los judíos bancaron a Hitler en el Tercer Reich; bueno, este es el Cuarto Reich. Esta es la Tercera Guerra Mundial contra toda la humanidad; demostrando que somos todos corderos, somos todos esclavos de un sistema nefasto y perverso, mucho peor que la época del nazismo".

Los múltiples medios divulgadores de la propaganda hegemónica -medios, en menor o mayor medida, sustentados por la pauta oficial del Gobierno; totalmente sumergidos en la ficción del imperio y desconectados de la realidad del ser humano- no vacilaron en etiquetar las declaraciones de Javier Calamaro como "polémicas", seguido de sentencias como "antivacunas" o "conspiracioncita". Incluso algunos medios desinformados lo señalaron como un "negacionista", con el único objetivo de echar más leña al fuego inquisitorio. Etiquetas propias de medios que practican un periodismo superficial, de disidencia controlada o funcional; que son incapaces de leer de manera crítica las situaciones sociales emergentes que suceden a su alrededor.

Este mismo lunes, debido al revuelo que causaron sus dichos por redes sociales, Javier Calamaro salió a pedir disculpas públicas a quienes se sintieron afectados por "una opinión personal sesgada por casos cercanos":

"Quiero aclarar que simplemente di una opinión personal tal vez sesgada por casos cercanos que lo han padecido. De ninguna manera entraré en debate cuando afuera hay tanto dolor sobre este tema", mencionó el cantante.

Desde Exégesis Diario celebramos el valor y la entereza de Javier Calamaro al momento de pronunciarse públicamente sobre un tema que claramente podría traerle consecuencias negativas en el futuro cercano de su carrera artística.

Somos vástagos de La Madre Tierra, y los seres humanos bien nacidos defenderemos nuestro hogar y nuestro derecho a vivir en libertad a pesar de los múltiples ataques que nos vemos forzados a sopesar contra todos los principios humanos más fundamentales. Arremetidas que se invisten tras simulacros, falsificaciones y múltiples crímenes bajo terrorismo de falsa bandera, que son orquestados sin descanso contra los valores de nuestra sociedad fértil-exotérica por los arquitectos y esbirros del Estado Profundo; que, como ya no ocultan, buscan implantar un Nuevo Orden Transhumanista.

De esta manera, repetimos parte del discurso vertido por la diputada romana Sara Cunial en el Parlamento italiano el 5 de mayo de 2020, cuando la "dictadura científica" se estaba propagando a través de ingeniería social con base en el shock:

"El verdadero objetivo es el control total, el dominio absoluto sobre los seres humanos, convertidos en conejillos de India y esclavos; violando las soberanías y el libre albedrío. Todo esto a través de engaños travestidos de compromisos políticos. Entonces mientras Ustedes rompen el Código de Núremberg con humillaciones, multas, deportaciones y reconocimientos faciales e intimidaciones, soportados por el dogmatismo científico protegido por el pluri-presidente de la República que es verdadera epidemia cultural de este país. Nosotros afuera, junto a los ciudadanos, multiplicaremos los fuegos de resistencia para que se vuelva imposible reprimirnos a todos".

Revista Exégesis: Número Zero

Germán Lev

Editor, Redactor y Narrador. Más en www.germanlev.net
Invitame un café en cafecito.app

Te puede interesar