La distopía tecno de Bilderberg: La humanidad debe fusionarse con la IA

hombre con cámara fotográfica
Hombre con cámara de cine, (1929).

Bilderberg Tech: la élite de la información llega a la mayoría de edad

"Vale la pena observar de cerca cómo encajan Silicon Valley, Bilderberg y la IA (Inteligencia Artificial). En un nivel práctico, la IA ofrece enormes oportunidades para todo, desde la explotación comercial de datos, la elaboración de perfiles de ciudadanos/compradores y el control político, por lo que obviamente agita las faldas de los peces gordos de Bilderberg, ya sea que dirijan HSBC, BP, la NSA, o el Tesoro de Su Majestad. Pero la simbiosis IA/Bilderberg se basa en algo más profundo: la ideología compartida de la globalización. Una ideología que se parece nada menos que a una búsqueda espiritual".

Charlie Skelton, “Activos de silicio".

Por Terry Melanson, 2018

La tendencia general de Bilderberg en la última década ha sido tener un enfoque cada vez mayor en la ciencia, la tecnología y el ciberespacio, reflejado por los asistentes y los temas elegidos para el debate. Eric Schmidt, presidente ejecutivo de Google/Alphabet y Peter Thiel, cofundador de PayPal y Palantir, asistieron por primera vez en 2007 (31 de mayo a 3 de junio de 2007 en Estambul, Turquía). Uno de los temas de ese año, el primero, fue "Tecnología de la información: ¿Fuerza de globalización o tribalización?". Tanto Schmidt como Thiel, que ascendieron al Comité Directivo del Grupo Bilderberg, ahora son directamente responsables de proponer la agenda y seleccionar/aprobar a los participantes: Thiel desde 2010 y Schmidt desde diciembre de 2015.

Un desarrollo más preocupante, especialmente en la era de las revelaciones de Snowden, se inició en la conferencia en Chantilly, Virginia, EE. UU., del 5 al 8 de junio de 2008. El General Keith B. Alexander, entonces director de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA), asistió -era la primera vez que participaba un director en ejercicio de la NSA. Anteriormente, sólo William E. Odom (Ex Director de la Agencia de Seguridad Nacional, 1985-1988) había asistido en 1993-.

Así como Thiel y Schmidt compartieron su visión sobre la tecnología de la información el año anterior, el director de la NSA estuvo allí en 2008 para opinar sobre el tema del "ciberterrorismo". (El jefe de la agencia de inteligencia más secreta del mundo consideró apropiado informar, en secreto, a un cuadro de atlantistas de élite. ¿El general Keith Alexander compartió información clasificada? Nadie lo sabe, porque el grupo Bilderberg, es decir, ellos mismos, operan en total secreto).

Alexander fue invitado nuevamente en 2009 para un discurso de apertura ampliado titulado "Ciberterrorismo: estrategia y política". Sin embargo, no lo logró al año siguiente; presumiblemente por estar demasiado ocupado después de haber sido nombrado Comandante del Comando Cibernético de los Estados Unidos recientemente instituido el 21 de mayo de 2010.

Bilderberg no revela quién participó en las distintas sesiones. Sin embargo, obviamente, los siguientes participantes en 2010 seguramente contribuyeron sustancialmente en las conversaciones:

Tema: “La creciente influencia de la tecnología cibernética”

  • Robert S. Prichard, presidente y director ejecutivo de Metrolinx, experto en seguridad de malware; y Sonia Arrison, exdirectora del Centro de Estudios Tecnológicos del Pacific Research Institute.

Tema: “Promesas de la ciencia médica”

  • Eric S. Lander, biólogo molecular, genetista y líder principal del Proyecto Genoma.
  • Bill Gates también, como copresidente de la Fundación Gates, contribuye con sumas considerables a la investigación médica y genética, las vacunas y el control/reducción de la población.
  • Quizás Peter Thiel también participó en estas sesiones y expuso los avances en la extensión de la vida y la próxima revolución transhumanista.
  • Y, por supuesto, Sonia Arrison, una destacada defensora de la extensión de la vida y socia de Thiel, que sin duda tenía mucho que decir.

Tema: “Redes sociales: de la campaña de Obama a la revolución iraní”

Obviamente, Sean Parker estaba especialmente capacitado para este tema, ya que previó el potencial de Facebook desde el principio; fue brevemente el presidente de la empresa y aún posee una cantidad considerable de acciones en la empresa. Mientras asistía a Bilderberg, fue socio gerente de Founders Fund (organizado por Thiel), una firma de capital de riesgo que ha invertido en Facebook, SpaceX y Palantir, entre otros.

Keith Alexander asistió nuevamente a la reunión de Bilderberg de 2011 en St. Moritz, Suiza, en su capacidad oficial como Comandante de USCYBERCOM y Director de la NSA. Se discutió “Seguridad económica y nacional en la era digital”. Al jefe de la NSA se unieron luminarias tecnológicas como Jeff Bezos, fundador y director ejecutivo de Amazon.com y Chris R. Hughes, cofundador de Facebook y Reid Hoffman, cofundador y presidente ejecutivo de LinkedIn. "Innovación tecnológica en las economías occidentales: ¿estancamiento o promesa?”, era otro tema de discusión. También estuvieron presentes Eric Schmidt y Craig Mundie de Google, Director de Investigación y Estrategia de Microsoft Corporation, quien, con la excepción de 2005, había asistido todos los años desde 2003, ocupando su asiento en el Comité Directivo de Bilderberg en 2011.

En la reunión de 2012 en Chantilly, Virginia, EE. UU., sólo se dedicó una sesión ("¿Cómo colaboran los estados soberanos en el ciberespacio?") a la tecnología y/o al ciberespacio. Los siguientes participantes podrían haber aportado conocimientos o experiencia:

  • Keith B. Alexander, Comandante, USCYBERCOM; Director, Agencia de Seguridad Nacional.
  • Reid Hoffman, cofundador y presidente ejecutivo de LinkedIn.
  • Craig J. Mundie, Director de Investigación y Estrategia, Microsoft Corporation.
  • Eric Schmidt, presidente ejecutivo de Google Inc.
  • Neelie Kroes, Vicepresidenta, Comisión Europea; Comisionado de Agenda Digital.
  • Alexander Karp, director ejecutivo de Palantir Technologies.

Palantir ya había obtenido numerosos contratos gubernamentales y militares en el momento de la primera asistencia de Karp a Bilderberg en 2012. Pero menos de un año después, Palantir se jactaría de tener clientes como "CIA, DHS, NSA, FBI, CDC, Marine Corps, la Fuerza Aérea, el Comando de Operaciones Especiales, West Point, la Organización Conjunta de Derrota de IED y Aliados, la Junta de Responsabilidad y Transparencia de Recuperación y el Centro Nacional para Niños Desaparecidos y Explotados”, según TechCrunch, quien logró obtener un documento interno sobre La historia de Palantir.

Karp y Thiel son cofundadores de la empresa, cuyo software es una bendición para el aparato de seguridad nacional. La financiación inicial de Palantir provino del propio Thiel (30 millones de dólares) y del brazo capitalista de riesgo de la CIA, In-Q-Tel (2 millones de dólares). Palantir toma información previamente almacenada en silos de bases de datos heredadas de agencias gubernamentales, incluidos datos del sistema de archivos como hojas de cálculo, imágenes, documentos, informes, etc., integrándolos sin problemas en el back-end, con una interfaz moderna y elegante. Luego, los analistas pueden establecer conexiones, predecir y monitorear amenazas sin esfuerzo. Es la aplicación asesina que los entusiastas de Big Data del estado de seguridad nacional habían estado soñando durante años.

“El nombre de Palantir hace referencia a las 'piedras que ven' en El señor de los anillos, que abren una ventana a otras partes de la Tierra Media”, escribió Bloomberg en 2011.

"Son herramientas mágicas creadas por elfos que pueden servir tanto para el bien como para el mal. Los magos malvados las usan para mantenerse en contacto con el señor supremo en Mordor; los buenos magos pueden mirar dentro de ellos para controlar a los pacíficos e inocentes Hobbits de la Comarca. Como explica Karp con seriedad, la gran misión patriótica de su empresa es proteger la Comarca".


Karp también, al igual que su amigo Thiel, ascendió posteriormente al Comité Directivo de Bilderberg (diciembre de 2014 ).

Y hablando de "Big Data", uno de los temas de la conferencia Bilderberg de 2013 en Hertfordshire, Inglaterra, fue "Cómo el Big Data está cambiando casi todo", iniciado, sin duda, por el equipo de Thiel y Karp.

También digno de mención en el contexto de "Bilderberg Tech", son temas como:

  • “Principales Tendencias en la Investigación Médica”.
  • “Educación en línea: promesas e impactos”.
  • “La guerra cibernética y la proliferación de amenazas asimétricas”.
  • Sin mencionar el "nacionalismo y el populismo", que obviamente preocupaban a Bilderberg incluso en 2013 (sobre lo que Thiel, en particular, probablemente defendió y trató desesperadamente de encontrar reclutas).

Otras luminarias de la tecnología, la ciencia, la cibernética y la seguridad en la reunión de Bilderberg de 2013 fueron:

  • John Bell, Profesor Regius de Medicina, Universidad de Oxford.
  • Jeff Bezos, fundador y director ejecutivo de Amazon.
  • Sherard Cowper‐Coles, Director de Desarrollo Comercial, Internacional, BAE Systems plc.
  • Robert D. Kaplan, analista geopolítico jefe, Stratfor.
  • Alex Karp, fundador y director ejecutivo de Palantir Technologies.
  • André Kudelski, presidente y director ejecutivo, Grupo Kudelski.
  • Andrew Y. Ng, exprofesor y director del Laboratorio de Inteligencia Artificial de Stanford; fundador y director de Google Brain Deep Learning Project; cofundador de Coursera en 2012.

Tres sesiones en la reunión de Bilderberg de 2014 en Copenhague, Dinamarca, estuvieron relacionadas con la tecnología. Seguramente, la asistente por primera vez Viviane Reding (Vicepresidenta y Comisionada de Justicia, Derechos Fundamentales y Ciudadanía, Comisión Europea ) fue la presentadora principal de la charla llamada "¿Existe la privacidad?". Otros, como Eric Schmidt, Peter Thiel y Alex Karp, sin duda opinaron del lado negativo, junto con los pesos pesados ​​de la inteligencia presentes.

Schimdt-Karp-Reding

Charlie Skelton, reportando para The Guardian, dijo lo siguiente sobre la foto de arriba:

"Este es el debate transatlántico sobre privacidad en acción. A la derecha, la comisaria de la UE Viviane Reding, probablemente la negociadora de privacidad más importante de Europa. En el medio, Eric Schmidt, presidente ejecutivo de Google, una empresa que ha sido muy criticada por su agresivo cabildeo en Europa con la esperanza de una regulación de privacidad menos estricta. Y a la izquierda, Alex Karp, director ejecutivo de Palantir Technologies, que se especializa en software espía y análisis de big data".

Están en privado, discutiendo cuánta privacidad se debe brindar al público, mientras que el público paga (al menos en parte) su privacidad.

Otras sesiones incluidas (junto con aquellos que pueden haber contribuido):

Tema: "¿Qué tan especial es la relación en el intercambio de inteligencia?"

  • Keith B. Alexander, excomandante del Comando Cibernético de EE. UU.; Exdirector, Agencia de Seguridad Nacional.
  • Philip M. Breedlove, Comandante Supremo Aliado en Europa.
  • David H. Petraeus, presidente, KKR Global Institute (exdirector de la CIA).
  • John Sawers, Jefe, Servicio Secreto de Inteligencia (MI6).
  • Peter A. Thiel, presidente de Thiel Capital.
  • Alex Karp, director ejecutivo de Palantir Technologies.

Tema: “Grandes cambios en tecnología y empleos”

  • Matti Alahuhta, Miembro de la Junta KONE; Presidente, Fundación de la Universidad Aalto.
  • Andrew McAfee, científico e investigador principal del Instituto de Tecnología de Massachusetts.

La reunión de Bilderberg de 2015 en Telfs-Buchen, Austria, fue un punto de inflexión para el anciano de Bilderberg, Henry Kissinger. Asistieron tanto Demis Hassabis, vicepresidente de ingeniería de Google DeepMind, como Kissinger. Hassabis estuvo en Bilderberg para hablar sobre "Inteligencia artificial".

Como relata Kissinger en un artículo de 2018 (“Cómo termina la Ilustración”) publicado en The Atlantic :

"Hace tres años, en una conferencia sobre temas transatlánticos, apareció en el orden del día el tema de la inteligencia artificial. Estuve a punto de saltarme esa sesión, estaba fuera de mis preocupaciones habituales, pero el comienzo de la presentación me mantuvo en mi asiento.

El orador describió el funcionamiento de un programa de computadora que pronto desafiaría a los campeones internacionales en el juego Go. Me sorprendió que una computadora pudiera dominar el Go, que es más complejo que el ajedrez. En él, cada jugador despliega 180 ó 181 piezas (según el color que elija), colocadas alternativamente en un tablero inicialmente vacío; la victoria va al lado que, al tomar mejores decisiones estratégicas, inmoviliza a su oponente controlando el territorio de manera más efectiva.

El orador insistió en que esta habilidad no podía ser preprogramada. Su máquina, dijo, aprendió a dominar Go entrenándose a sí misma a través de la práctica. Dadas las reglas básicas de Go, la computadora jugó innumerables juegos contra sí misma, aprendiendo de sus errores y refinando sus algoritmos en consecuencia. En el proceso, superó las habilidades de sus mentores humanos. Y, de hecho, en los meses posteriores al discurso, un programa de inteligencia artificial llamado AlphaGo derrotaría decisivamente a los mejores jugadores de Go del mundo.

Mientras escuchaba al orador celebrar este progreso técnico, mi experiencia como historiador y ocasional estadista en ejercicio me hizo reflexionar. ¿Cuál sería el impacto en la historia de las máquinas de autoaprendizaje, máquinas que adquirieron conocimiento mediante procesos particulares a sí mismas y aplicaron ese conocimiento a fines para los que puede no haber una categoría de comprensión humana? ¿Estas máquinas aprenderían a comunicarse entre sí? ¿Cómo se harían las elecciones entre las opciones emergentes? ¿Era posible que la historia humana siguiera el camino de los incas, frente a una cultura española incomprensible y hasta sobrecogedora para ellos? ¿Estábamos al borde de una nueva fase de la historia humana?".

Kissinger continúa escribiendo que posteriormente organizó “una serie de diálogos informales sobre el tema, con el asesoramiento y la cooperación de conocidos en tecnología y humanidades. Estas discusiones han hecho que mis preocupaciones crezcan”. Al igual que las advertencias de Elon Musk y el difunto Stephen Hawking, Kissinger está bastante preocupado por las posibilidades de esta tecnología.

Dejando a un lado el tema de la IA por un momento, el artículo de Kissinger demuestra el uso de la Regla de Chatham House, una directriz adoptada por Bilderberg y otras confabulaciones secretas de élite como el Consejo de Relaciones Exteriores y la Comisión Trilateral. No se menciona el nombre de Demis Hassabis, su afiliación con DeepMind, ni el nombre de la conferencia. De acuerdo con la regla de Chatham House:

"Cuando una reunión, o parte de ella, se lleva a cabo bajo la Regla de Chatham House, los participantes son libres de usar la información recibida, pero no se puede revelar la identidad ni la afiliación del (de los) orador (es), ni la de ningún otro participante".

Sólo aquellos que conocen la lista de participantes para la Reunión de Bilderberg de 2015 podrían reconstruir el "qué" al que aludía Kissinger, sin embargo, Hassabis es claramente identificable por la mera mención de AlphaGo.

Según Maureen Dowd, en un artículo de 2017 titulado "La cruzada de los mil millones de dólares de Elon Musk para detener el apocalipsis de la IA", se considera a Hassabis como "el Merlín que probablemente ayudará a conjurar a nuestros hijos de IA". Kissinger ciertamente quedó convencido por la investigación de Hassabis y la importancia omnipresente de la IA para el futuro de la tecnología y la ciencia.

Dowd cuenta además:

"Algunos en Silicon Valley estaban intrigados al saber que Hassabis, un hábil jugador de ajedrez y exdiseñador de videojuegos, una vez ideó un juego llamado Evil Genius, que presenta a un científico malévolo que crea un dispositivo del fin del mundo para lograr la dominación mundial. Peter Thiel -el capitalista de riesgo multimillonario y asesor de Donald Trump que cofundó PayPal con Musk y otros, y que en diciembre ayudó a reunir a titanes escépticos de Silicon Valley, incluido Musk, para una reunión con el presidente electo- me contó una historia sobre un inversionista en DeepMind que bromeó al salir de una reunión que debería dispararle a Hassabis en el acto, porque era la última oportunidad para salvar a la raza humana".

El Founders Fund de Peter Thiel era el mayor accionista de DeepMind cuando fue adquirida por Google, en enero de 2014, más "que los tres cofundadores de la startup... 4 490 487 de las 16 406 358 acciones totales de DeepMind".

Otros participantes de Bilderberg de 2015 que podrían haber contribuido al tema de la Inteligencia Artificial son:

  • Ann Dowling, presidenta de la Real Academia de Ingeniería.
  • Regina Dugan, Vicepresidenta de Ingeniería, Tecnología Avanzada y Proyectos, Google.

En 2012, Regina Dugan se unió a la división Motorola de Google, que a principios de 2014 dio paso a Advanced Technology and Projects, un skunkworks interno similar a DARPA para la empresa. Dugan había sido anteriormente director de DARPA de 2009 a 2012. DARPA ha estado involucrado durante mucho tiempo en robótica de última generación y ha financiado el trabajo de BigDog, LittleDog, LS3, RiSE, Sandflea y Atlas de Boston Dynamics.

La ciberseguridad también fue objeto de debate en la conferencia de Bilderberg de 2015. Los siguientes participantes, y Dugan también, seguramente estuvieron involucrados en la sesión:

  • Zoë Baird, directora ejecutiva y presidenta de la Fundación Markle.
  • Wolfgang Ischinger, presidente de la Conferencia de Seguridad de Múnich.
  • John Kerr, vicepresidente de Scottish Power.
  • David H. Petraeus, presidente del Instituto Global KKR.

El exdirector de la CIA, Petraeus, asistió como presidente del nuevo Instituto Global de Kohlberg Kravis Roberts. La firma global de capital privado KKR and co. (también conocido como "Mercaderes de deudas", también conocido como "Bárbaros en la puerta") fue cofundado por Bilderberger Henry R. Kravis, quien asiste desde 1982. Su tercera esposa, Marie-Josée Kravis, asiste desde 1998 y es miembro del Comité Directivo desde al menos 2010, según su sitio web. Desde su primera aparición, han asistido fielmente todos los años como un equipo de marido y mujer. A partir de 2014, Marie-Josée Kravis es presidenta/directora de American Friends of Bilderberg Inc., la organización paraguas "exenta de impuestos" que financia y dirige Bilderberg en Estados Unidos.

Petraeus estuvo de regreso para la conferencia Bilderberg de 2016, del 9 al 12 de junio, en Dresde, Alemania, presumiblemente para discutir la "seguridad cibernética", que estaba nuevamente en la agenda. André Kudelski también estaba preparado para la tarea y también había asistido en 2015. Kudelski ha sido un habitual de Bilderberg desde 2002 y ascendió al Comité Directivo en 2013.

La “innovación tecnológica” también fue uno de los temas de discusión en 2016 y, a pesar de la vaguedad y las amplias posibilidades, los siguientes participantes definitivamente tenían experiencia en esta área:

  • Sam Altman, presidente de Y Combinator.
  • Yoshua Bengio, Profesor de Informática e Investigación de Operaciones, Universidad de Montreal.
  • Emmanuelle Charpentier, Directora, Instituto Max Planck de Biología de Infecciones.
  • Demis Hassabis, cofundador y director ejecutivo de DeepMind.
  • Richard Levin, CEO, Coursera.
  • Carlo Ratti, Director, MIT Senseable City Lab.

Sam Altman, uno de los asistentes más jóvenes hasta ese momento, fue invitado por Peter Thiel. Altman y Thiel fueron interceptados en la sede de Bilderberg durante un descanso de las sesiones. Cuestionado por Luke Rudkowski sobre sus creencias libertarias y si entraba en conflicto con asistir a Bilderberg, Thiel respondió (vea el video a continuación) y casi tuvo sentido por un momento hasta que comparó a la Stasi con una transparencia radical.

Y Combinator de Altman es algo sacado directamente de la serie de televisión Silicon Valley, y algo más. Al estilo de una línea de montaje, arrojan dinero y experiencia en nuevas empresas tecnológicas y científicas a cambio de una participación del 7%. Según su sitio web:

  • 1.900 nuevas empresas desde 2005.
  • Una comunidad de más de 4.000 fundadores.
  • Una valoración combinada de más de $100 mil millones: Airbnb, Dropbox, Reddit, Twitch, Instacart, Coinbase, Stripe, Cruise, Soylent, etc.

Los Bilderbergers probablemente recibieron un primer vistazo del próximo anuncio sobre el ambicioso proyecto de Y Combinator sobre "construir ciudades", anunciado el 27 de julio de 2016. Una pizarra en blanco, por así decirlo. Redes inteligentes, vehículos autónomos, todo conectado: la IA como columna vertebral, por supuesto. “Estamos seriamente interesados ​​en construir nuevas ciudades”, dijo Adora Cheung, socia de Y Combinator, “y creemos que sabemos cómo financiarlo si todo lo demás tiene sentido”.

En diciembre de 2015, Sam Altman y Elon Musk formaron OpenAI: “Un esfuerzo de investigación destinado a garantizar que los avances en inteligencia artificial no conduzcan a robots asesinos que destruyan la civilización humana”, como lo describió Bloomberg. De acuerdo con el lanzamiento de la publicación del blog de OpenAI:

"Debido a la sorprendente historia de la IA, es difícil predecir cuándo la IA a nivel humano podría estar al alcance. Cuando lo haga, será importante contar con una institución de investigación líder que pueda priorizar un buen resultado para todos por encima de su propio interés".

Esperamos que OpenAI se convierta en una institución de este tipo. Como organización sin fines de lucro, nuestro objetivo es generar valor para todos en lugar de para los accionistas. Se alentará enfáticamente a los investigadores a publicar su trabajo, ya sea como artículos, publicaciones de blog o código, y nuestras patentes (si las hay) se compartirán con el mundo. Colaboraremos libremente con otros en muchas instituciones y esperamos trabajar con empresas para investigar e implementar nuevas tecnologías.

El director de investigación de OpenAI es Ilya Sutskever, uno de los expertos mundiales en aprendizaje automático. Nuestro CTO es Greg Brockman, anteriormente CTO de Stripe. Los otros miembros fundadores del grupo son ingenieros de investigación y científicos de clase mundial:  Trevor Blackwell,  Vicki Cheung,  Andrej Karpathy,  Durk Kingma,  John Schulman,  Pamela Vagata y Wojciech Zaremba. Pieter Abbeel, Yoshua Bengio, Alan Kay, Sergey Levine y Vishal Sikka son asesores del grupo. Los copresidentes de OpenAI son Sam Altman y Elon Musk.

Sam, Greg, Elon, Reid Hoffman , Jessica Livingston, Peter Thiel, Amazon Web Services (AWS), Infosys y YC Research están donando para apoyar a OpenAI. En total, estos financiadores han comprometido $1 mil millones, aunque esperan gastar sólo una pequeña fracción de esto en los próximos años.

Bueno, espero que hacer amistad con la élite de Bilderberg no comprometa la intención original. Pero incluso sin la ayuda de Bilderberg, presumiblemente, la solución de Altman para la IA es demasiado familiar, fatalista y científica. En el artículo de The New Yorker “El destino manifiesto de Sam Altman”, publicado cinco meses después de su aparición en Bilderberg, en respuesta a la hipótesis de la simulación, Altman dijo que nuestros teléfonos inteligentes ya tienen el control:

“La fusión ha comenzado, y una fusión es nuestro mejor escenario. Cualquier versión sin fusión tendrá conflicto: esclavizamos a la IA o ella nos esclaviza. La versión completamente loca de la fusión es que subimos nuestros cerebros a la nube. Eso me encantaría”, dijo. “Necesitamos subir de nivel a los humanos, porque nuestros descendientes conquistarán la galaxia o extinguirán la conciencia en el universo para siempre. ¡Qué tiempo para estar vivo!”.

Sam Altman también es un gran defensor de la renta básica, algo en lo que los globalistas de élite han pensado mucho una vez que se dieron cuenta de que la IA tiene el potencial de alterar todo y dejar a millones o miles de millones sin trabajo. En enero de 2016 anunció un proyecto de estudio de renta básica a 5 años con Oakland, California como campo de pruebas. “Vamos a tener una riqueza ilimitada y una gran cantidad de desplazamientos laborales, por lo que el ingreso básico realmente tiene sentido”, dijo a The New Yorker. “Además, el estipendio liberará a esa persona en un millón que puede crear la próxima Apple”. Tomó un tiempo, pero el proyecto piloto en Oakland ahora está programado para comenzar en 2019.

Guy Standing, Copresidente, BIEN (Red Mundial de Renta Básica); Profesor de investigación de la Universidad de Londres, también estuvo en la conferencia de Bilderberg de 2016 para hablar sobre el “Precariado y la clase media”. Standing es un experto mundial en ingresos básicos universales e incondicionales como una solución para la clase insegura en constante crecimiento, el llamado “precariado”. Según Standing “está emergiendo una nueva estructura de clases global. En la cima hay una élite de multimillonarios y cosas por el estilo”.

Debajo de ellos hay un asalariado , cómodo pero limitado en número, con seguridad en el empleo y una variedad de beneficios no salariales. Luego hay un cuerpo creciente de lo que podría llamarse proficians: profesionales y técnicos que generalmente reciben altos ingresos, pero sin seguridad laboral. Debajo de ellos en términos de ingresos está el viejo núcleo, una clase obrera industrial en declive, aún no muerta, pero moribunda. Los que están en el núcleo tienen miedo de caer en el siguiente fragmento de clase en rápido crecimiento, lo que debería verse como el precariado global. Debajo del precariado están los desempleados crónicos y una minoría lumpenizada de personas socialmente miserables.

Esto es de una transcripción de una charla que puso en su sitio en 2015. Sin duda, esto fue similar a sus comentarios en Bilderberg, dirigiéndose a la misma élite que se menciona en el discurso. La "élite de los multimillonarios" está demasiado dispuesta a considerar la idea de un ingreso básico incondicional. Por un lado, puede evitar una revolución de mucho más alcance que Trump y el culto de MAGA, o Brexit; dos, los fondos provendrán de las arcas del gobierno confiscadas a través de los impuestos de todos modos. Un ganar-ganar para la superclase y los trabajadores radicales. Ambos se usan mutuamente como un medio para un fin, y lo saben.

Otro participante que discutió sobre "Innovación tecnológica" en Bilderberg 2016 fue Yoshua Bengio, Profesor de Ciencias de la Computación e Investigación de Operaciones de la Universidad de Montreal. Bengio es un padrino de aprendizaje profundo y redes neuronales artificiales. Según techemergence.com, que entrevistó a Bengio, en 2015 fue citado 22 000 veces en artículos académicos y tenía un índice H de 60: “20 es bueno, 40 es sobresaliente y 60 es verdaderamente excepcional". Junto con sus cohortes Geoffrey Hinton (que ahora trabaja en Google Brain) y Yann LeCun (líder de los esfuerzos de inteligencia artificial de Facebook), Bengio es parte de la "mafia canadiense". "Conspiración de IA": sus estudiantes y discípulos están dispersos en todos los principales centros de inteligencia artificial y aprendizaje profundo en los negocios, la academia y el gobierno.

Yoshua_Bengio-Yann_LeCun-2007

Demis Hassabis asistió nuevamente en 2016. Combinado con Bengio, Bilderberg tuvo la oportunidad de elegir el cerebro del dúo de IA con más conocimientos del planeta.

Otro 'innovador tecnológico' que asistió a la reunión de Bilderberg de 2016 fue Emmanuelle Charpentier, la principal descubridora del avance en la edición de genes CRISPR-Cas9. Todos los escenarios del fin del mundo escritos en la ciencia ficción durante décadas están al alcance gracias a esta técnica. Su compañera de investigación, Jennifer Doudna, literalmente tuvo pesadillas después de publicar su trabajo y escribió un libro que advierte de los peligros: A Crack in Creation: The New Power to Control Evolution (Una grieta en la creación: el nuevo poder para controlar la evolución).

Terminamos la conferencia de 2016 con los dos últimos 'innovadores tecnológicos' de la lista: Richard Levin, CEO, Coursera y Carlo Ratti, Director del MIT Senseable City Lab. Las principales universidades han adoptado Coursera; es algo genial: ahora puedes obtener un doctorado sentado en casa recaudando tus ingresos básicos mientras trabajas en el empalme de genes y la IA en tu tiempo libre para divertirte. Y como experto en ciudades inteligentes e Internet de las cosas, el arquitecto e ingeniero Carlo Ratti debe haber estado hablando mucho con Altman. Tal vez tengan la intención de colaborar en el futuro para construir la ciudad perfecta, tecnocrática y utópica.

No se revelaron sesiones explícitas relacionadas con la tecnología en el comunicado de prensa de la reunión de Bilderberg del 1 al 4 de junio de 2017 en Chantilly, Virginia, EE. UU. Tras la victoria de Trump y el creciente populismo en Europa, volver a enfatizar su carácter atlantista original estaba a la orden del día. La lista oficial de temas decía:

  1. La administración Trump: un informe de progreso.
  2. Relaciones transatlánticas: opciones y escenarios.
  3. La alianza de defensa transatlántica: balas, bytes y dólares.
  4. La dirección de la UE.
  5. ¿Se puede frenar la globalización?
  6. Empleos, ingresos y expectativas no realizadas.
  7. La guerra de la información.
  8. ¿Por qué crece el populismo?
  9. Rusia en el orden internacional.
  10. El Cercano Oriente.
  11. Proliferación nuclear.
  12. China.
  13. Eventos actuales.

Los temas siete y ocho, “La guerra contra la información” y “¿Por qué está creciendo el populismo?”, fueron básicamente una discusión sobre los peligros de las “noticias falsas” y qué deberían hacer con esos molestos conspiradores. Para ayudar a encontrar soluciones, Bilderberg invitó a un número sin precedentes de periodistas (y al menos a un representante regulador) a participar, extraoficialmente, por supuesto, como es el mo de Bilderberg :

  • Kjetil B. Alstadheim (NOR), editor político, Dagens Næringsliv.
  • Cansu Çamlibel (TUR), Jefe de la Oficina de Washington DC, Periódico Hürriyet.
  • Lilli Gruber (ITA), Editora en Jefe y Presentadora “Otto e mezzo”, La7 TV.
  • François Lenglet (FRA), comentarista económico jefe, Francia.
  • John Micklethwait (INT), editor en jefe, Bloomberg LP.
  • Zanny Minton Beddoes (INT), editora en jefe, The Economist.
  • Maurizio Molinari (ITA), redactor jefe, La Stampa.
  • Peggy Noonan (EE.UU.), autora y columnista, The Wall Street Journal.
  • George Osborne (GBR), editor, London Evening Standard.
  • Alexis Papahelas (GRC), editor ejecutivo, periódico Kathimerini.
  • Gideon Rachman (GBR), comentarista jefe de Asuntos Exteriores, The Financial Times.
  • Beppe Severgnini (ITA), redactor jefe, 7-Corriere della Sera.
  • Amy Walter (EE. UU.), Editora, The Cook Political Report.
  • Sharon White (GBR), directora ejecutiva de Ofcom.
  • Martin H. Wolf (INT), comentarista económico en jefe, Financial Times.

Bajo la vaga rúbrica de "sucesos actuales", los siguientes también fueron invitados a Bilderberg 2017:

  • Fabiola Gianotti (ITA), Directora General, CERN.
  • Johanna Rosén (SWE), Profesora de Física de Materiales, Universidad de Linköping.
  • Boyan Slat (NLD), director ejecutivo y fundador, The Ocean Cleanup.

El Gran Colisionador de Hadrones en el CERN ciertamente fue noticia en 2017 y Bilderberg recibió el relato de Gianotti de sus éxitos hasta el momento y los planes futuros del CERN para un colisionador aún más grande de hasta 100 km de circunferencia . Otra física, Johanna Rosén, también estuvo en las noticias durante algunos años antes de asistir a Bilderberg en 2017. Su investigación avanzada sobre materiales de boruro superconductores recibió financiación de la Fundación Knut y Alice Wallenberg. Da la casualidad de que la familia sueca Wallenberg ha sido incondicional de Bilderberg desde 1957 hasta el presente. Boyan Slat fue definitivamente el participante de Bilderberg más joven (22 años, pasando a los 23) en su historia. Sula organización sin fines de lucro es fascinante y prometedora, y todos deberíamos (necesitamos) apoyarlo para que tenga éxito. 

Las sesiones relacionadas con la tecnología y la ciencia para la Reunión de Bilderberg de 2018, del 7 al 10 de junio, en Turín, Italia, incluyen las siguientes (y las que probablemente se hayan presentado).

"Eventos actuales"

  • Elena Cattaneo (ITA), Directora, Laboratorio de Biología de Células Madre, Universidad de Milán. Cattaneo estuvo en las noticias en 2018 por su trabajo sobre el tratamiento potencial para la enfermedad de Huntington.

“El mundo de la 'posverdad'”

  • Jared Cohen (EE. UU.), fundador y director ejecutivo de Jigsaw en Alphabet Inc. Cohen's Jigsaw está utilizando IA para clasificar montañas de comentarios de Internet y eliminarlos antes de que tengan la oportunidad de ofender a los ofendidos perpetuamente. The New York Times usa Jigsaw para desinfectar sus comentarios. “Quiero usar la mejor tecnología que tenemos a nuestra disposición para comenzar a enfrentarnos al troleo y otras tácticas nefastas que otorgan a las voces hostiles un peso desproporcionado”, dice el fundador y presidente de Jigsaw, Jared Cohen. “Hacer todo lo que podamos para nivelar el campo de juego”. Según lo informado por Wired, Conversation AI es otra de sus herramientas, que protege "algunas de las voces más reprimidas de la web" al callar a otras. Sería divertido si no fuera tan nefasto: la misión de Jigsaw es detener la censura y al mismo tiempo habilitarla sin esfuerzo.

“El futuro del trabajo”

  • Benjamin Pring (EE. UU.), cofundador y director general, Center for the Future of Work. Es autor de Qué hacer cuando las máquinas lo hacen todo: cómo salir adelante en un mundo de IA, algoritmos, bots y big data (2017); Bilderberg quiere desesperadamente controlar este problema.


"Inteligencia artificial"

  • Demis Hassabis (GBR), cofundador y director ejecutivo, DeepMind.
  • Tim Hwang (EE. UU.), Director, Iniciativa de Ética y Gobernanza de la IA de Harvard-MIT.
  • Danica Kragic (SWE), Profesora, Escuela de Informática y Comunicación, KTH.

"Computación cuántica"

  • Hartmut Neven (EE. UU.), director de ingeniería, Google Inc.

Como es obvio a estas alturas, ya no es una tendencia. La supertecnología está tan arraigada en Bilderberg como lo estuvieron la banca, la inversión, el ejército, el gobierno y la fabricación durante décadas. Y después de que Eric Schmidt se convirtió en miembro del Comité Directivo en 2015, no puede evitar invitar a más y más empleados de Google cada año. Demis Hassabis, en particular, es un habitual; muy pronto también será miembro del Comité Directivo, uniéndose a las filas de Peter Thiel, Alex Karp y Craig Mundie. IA, redes neuronales, computación cuántica, guerra cibernética, ingeniería genética, big data, vigilancia: Bilderberg está involucrado. Los semidioses de Silicon Valley se codean con Rockefeller, Kissinger y secuaces, Goldman Sachs, Lazard, el FMI, tecnócratas de la UE, espías actuales y anteriores, implementando una distopía tecno de Gran Hermano.

Fuente: Conspiracy Archive

Exégesis Diario

Redacción de Exégesis Diario
Invitame un café en cafecito.app

Te puede interesar