Los enemigos de la libertad

LA POSTAL - REPORTAJE 31 de diciembre de 2021 Por Exégesis Diario
saturno
Pintura de Goya: Saturno-Baal violando y devorando a su primogénito - símbolos que celebran la efigie de Saturno.

Por Gregor Ovitch

Comprender al adversario

"El verdadero punto de inflexión estará en el inminente colapso financiero y económico. Todo se derrumbará y surgirá el hambre. Algunos sabrán luchar para sobrevivir mientras que otros no podrán hacerlo por estar paralizados por el horror del momento".

Entrevista a Pierre Hillard

—Pierre , ¿puedes darnos una descripción general de la situación actual?

—Desde la aparición de Covid-19 con sus consecuencias sanitarias, sociales y económicas, podemos afirmar que se ha iniciado el proceso de hacer realidad la gobernanza global. La política de confinamiento impuesta a los franceses del 17 de marzo al 11 de mayo de 2020 ha sacudido las estructuras económicas del país. Encontramos fenómenos similares en todos los países del mundo, en particular Europa y América del Norte. Como a menudo he tenido la oportunidad de decir en conferencias o de escribirlo en mis libros, el propósito del globalismo es conducir a un sistema político, económico y espiritual ya expuesto en Utopia por Thomas More, La Nueva Atlántida por Francis Bacon, 1984 de George Orwell o en la serie de televisión inglesa en 17 episodios de The Prisoner de Patrick Mcgoohan. Un régimen totalitario, colectivista e imbuido de un ideal espiritual del mundo talmudo-kabbilista; el sistema que gobierna a la humanidad y presentado en estas obras o películas parece irreal, impensable por su carácter implacable e inhumano. Y sin embargo, estamos ahí o, más exactamente, nos estamos embarcando en este camino preparado en lugares altos. Los preparativos para esta vigilancia orwelliana se pueden observar en la vida cotidiana. Así, durante el desconfinamiento gradual de mayo a junio de 2020, el gobierno francés había introducido una medida que permitía a los franceses viajar en un radio de menos de 100 km desde su casa sin la obligación de presentar sus papeles. Ahora, irónicamente, nos encontramos con esta característica en Orwell de 1984 :

“No fue fácil, además, viajar solo sin llamar la atención. Para distancias inferiores a cien kilómetros no era necesario sellar el pasaporte, pero a veces había patrullas que merodeaban por las estaciones examinando los papeles (…)”, 1984 de George Orwell.


Al mismo tiempo que este cambio, estamos viendo múltiples tensiones amplificarse debido a este caso Covid-19. De hecho, el cese de la actividad económica ha perturbado profundamente a los Estados, estos últimos ya socavados por la deuda pública y privada y el desempleo encubierto. Es la gota de agua la que hace que el jarrón se desborde. Los despidos masivos y el aumento de la pobreza son el sello distintivo de los países desarrollados. Estamos entrando en una nueva era: la economía verde (que implica el fin del consumo masivo) y la digitalización en todos los ámbitos permitiendo el control absoluto de la ciudadanía. Para la reedición de Chroniques du Mondialisme L-5 en Éditions Culture et Racines, llegué a una larga conclusión. Es una especie de valoración de un mundo nacido en 1945 en proceso de desaparición. Se menciona y explica el papel de muchos actores como la Agenda 2030 y el trabajo del Foro Económico Mundial de Davos bajo la dirección de Klaus Schwab para crear un nuevo mundo draconiano bajo El Gran Reinicio. Su desarrollador no duda en afirmar en su último libro titulado Covid-19: El Gran reinicio ( Covid-19: el gran reinicio ) los objetivos así como los de las élites globalistas están  reemplazando las ideas, instituciones, procesos y reglas actuales.(nota: subrayado por nosotros). Este Foro de Davos, inicialmente programado para enero de 2021, se reunirá el próximo verano para lanzar oficialmente una política que está conduciendo a nuestra esclavitud. 

666
666 en el logo del Foro Económico Mundial

—Llevas denunciando los bushels tecnocráticos (UE, Alena, TAFTA) desde hace poco más de 20 años, abrigando las semillas de un Nuevo Orden Mundial mesiánico, cuyo amanecer vemos hoy detrás del Gran Reinicio; Ordo ab Chao?


—De hecho, la arquitectura que se presenta fue anunciada hace mucho tiempo. Podemos ilustrar esto con el caso de Ciudades y Gobiernos Locales Unidos (CGLU), cuyo objetivo es gestionar ciudades y pueblos a escala planetaria en el marco de siete secciones regionales:

  1. África.
  2. Asia-Pacífico.
  3. Eurasia.
  4. Europa.
  5. Oriente Medio y Asia Occidental.
  6. América Latina. 
  7. América del Norte.

El principio de colaboración entre diferentes ciudades no es malo en sí mismo, en particular para encontrar medios para luchar contra la contaminación o para aprender a gestionar mejor el agua potable, por ejemplo. Pero, como podemos ver, la organización planetaria se construye a partir de 7 secciones regionales dentro de las cuales las comunidades urbanas se están emancipando gradualmente de la autoridad nacional. Todo esto se está construyendo en el marco de la gobernanza global. Creado en 2004, CGLU es el resultado de una combinación de institutos encargados de ocuparse de la gestión de las ciudades. Cabe recordar que el más antiguo de estos institutos se denomina Unión Internacional de Ciudades, creado en 1913. Con este ejemplo, nos damos cuenta de que este ideal de gobernanza global y su implementación es una idea vieja desde un punto de vista material. También encontramos todo el programa "maravillosamente" expuesto en los escritos de la revolucionaria Anacharsis Cloots (1755-1794) cuyos escritos, más exactamente los originales de 1792 y 1793, se han reunido en un solo libro (es el caso de las versiones oficiales) La República del Género Humano en Ediciones de Omnia Veritas con un prefacio de los suyos. Allí se anuncia todo: la gobernanza mundial denominada "República Universal", la tecnoestructura planetaria políticamente dividida en "mil chozas departamentales", la desaparición del catolicismo a favor de la "República Universal", etc. Sin embargo, en el misticismo globalista, el paso a una etapa superior siempre se basa en una transición violenta. Es el famoso principio Ordo ab Chao o Solve and Coagula con un principio mesiánico y místico en el trasfondo ligado al espíritu de la Cabalá. Cuando Christine Lagarde, presidenta del FMI en enero de 2014, defendió la figura "7" en un video que cualquiera puede ver, debería llamar a más de uno sobre este extraño discurso.

the economist
The Economist, enero de 1988.
time
Time: 23 de octubre de 2020.

En 1988, la moneda mundial estaba programada para 2018. Octubre de 2020 se anuncia el Gran Reinicio para 2021.

El Gran Reinicio querido por Klaus Schwab, presidente del Foro Económico de Davos, es que los gases más ligeros lleguen a un nivel superior. Ahora estamos frente al enorme balancín en curso. El ejemplo de las tensiones durante las elecciones estadounidenses es revelador de una situación destinada a intentar desestabilizar este país con la esperanza, para algunos, de conducir a una guerra civil que tendría repercusiones planetarias en todos los campos. Cabe señalar la existencia del Transition Integrity Project (TIP), puesto en marcha en junio de 2020, cuyo objetivo es evitar un desafío a los resultados electorales por parte del presidente Trump. Este fenómeno revela que no hay "un" estado profundo sino estados profundos "rivales". Debe entenderse que dos formas de globalismo chocan. Debe entenderse que chocan dos formas de globalismo: la de la City de Londres que quiere imponer un modelo planetario único donde los Estados se hacen añicos en beneficio de la gobernanza global mientras que una franja del mundo angloamericano, de tendencia patriótica (de ahí el fórmula famosa: Haz que Estados Unidos vuelva a ser grande), desea defender los intereses político-económicos pero también la integridad territorial del país. Para esta franja anglosajona representada por Trump, los intereses estadounidenses preservados deben constituir un pilar y poder unirse dentro del marco de la gobernanza global y / o directorio sin evaporarse en el altar de la unidad planetaria y el libre comercio desenfrenado. En cuanto a la galaxia globalista, hay que agregar la impregnación de un ideal mesiánico virulento en algunos líderes, ausente en otros mientras que una facción acepta el principio pero no inmediatamente ("neutralización del mesianismo" para usar una expresión de Gershom Scholem). El infierno es diverso y, sobre todo, dividido contra sí mismo. Pero ante todo, el punto esencial a recordar del espíritu de la globalización es la voluntad de erradicar el carácter mesiánico de Cristo, es decir, la Encarnación en beneficio de otro mesianismo; el de la sinagoga ciega esperando que su “Mesías” rinda su gloria a Israel a expensas de las naciones.

—A menudo presenta trabajos de ciencia ficción como parte del programa "Después" . Además del orgullo, ¿cómo explica que la élite equilibre este tipo de información?


Libros como Utopía o películas como Elysium son instantáneas del mundo “ideal” deseado por los turiferarios del globalismo. Son acertijos de la verdad que también permiten imbuir la mente de una forma de pensar y reaccionar. Con esta impregnación, existe la posibilidad de que la parte contraria conozca el rasgo psicológico de millones de personas con una mente estructurada por estos libros y especialmente por estas películas ya que ahora pocas personas leen. Es una forma de que los entusiastas del control mental tengan una ventaja.

—Su último libro Sionism and Mondialism, subtitulado "El sionismo desde sus orígenes en el Tercer Reich, 1898-1941" explica cómo la ideología nazi sirvió a la causa sionista. ¿Cómo, antes de escribirlo, habías imaginado este improbable acuerdo?


—En cuanto a la civilización occidental y sus características, el punto clave a recordar es el de la Encarnación. El Cristo reconocido como Hijo de Dios encarnado completa los anuncios mesiánicos de la Biblia hebrea convertida en Antiguo Testamento para los cristianos. Muchos judíos no reconocieron este hecho y todavía esperan a su “Mesías” al servicio de la gloria única de Israel y a expensas de las naciones. Un nuevo judaísmo, el Talmud, se desarrolló entre los años 100 y 500 J.C. violentamente anticatólico, sirve como matriz para un ideal mesiánico judío que espera a su "Mesías" en relación con la Cabalá, siendo esta la interpretación esotérica específica de este entorno. Corresponde a los turiferarios de este mundo rebelde mantener una unidad de pensamiento a través de una unidad de sangre. Somos judíos a través de nuestra madre. Originalmente, esta afirmación racial se mostraba solemnemente en las prescripciones dadas por Dios en el marco del Antiguo Testamento. De hecho, podemos leer en Deuteronomio VII, 1-5 :

“(…) No contraerás matrimonio con ellos (nota: mujeres no israelitas), no darás tus hijas a sus hijos, y no tomarás sus hijas para tus hijos; porque impedirían que tus hijos, que servirían a otros dioses, caminaran detrás de mí".


Estos mandatos matrimoniales, sorprendiendo a los lectores del siglo XXI deben entenderse en el contexto del propósito espiritual en el tiempo. Según estos textos religiosos, el Mesías iba a nacer del pueblo hebreo, más precisamente, dentro de la tribu de Judá, debiendo este último dar a luz al Mesías de la familia real de David. Este ideal sólo podría lograrse en el marco del mosaicismo liberado de todas las influencias paganas que implica la esencia satánica. De lo contrario, una alteración de la esencia demoníaca habría marchitado este mosaicismo prohibiendo la realización física del Mesías tanto Hombre como Dios implícito en la Encarnación. Este principio de capital para entrar, de nuevo fue proclamada solemnemente y, al regresar de la cautividad de los Judíos de Babilonia (siglo V A.C.). El representante Esdras religiosa, en nombre de estos requisitos de mosaico ( 1 st Libro de Esdras, IX, X y 3-12, 1-11 ), exigió el despido de mujeres extranjeras casadas con hijos de Israel, y de sus hijos. Cosa que sucedió. Como escribimos en Archives du Mondialisme L-7 (p. 71):

“(…) Estas medidas específicas del Antiguo Testamento tenían la intención de mantener a los hebreos alejados de la contaminación pagana de esencia demoníaca para permitir la llegada del Mesías dentro de un pueblo espiritualmente libre de toda forma de corrupción (el nazismo era polos aparte de este ideal)".


El no reconocimiento de la divinidad de Cristo por parte de los judíos los llevó a mantener estas referencias raciales que se habían vuelto obsoletas para los cristianos. El Apocalipsis, hablando a toda la gente de la tierra, no necesitaba esta protección con un propósito espiritual enfocado y racial. Este no es el caso de los judíos rebeldes al mesianismo crístico que, habiendo mantenido este concepto durante 2000 años y esperando a su Mesías para asegurar la gloria única de Israel sobre las naciones, han imbuido a ciertos pueblos de un giro de espíritu naturalista para desviar ellos del cristianismo en favor de un horizonte puramente terrenal y racialista. Había un terreno común entre nazis y sionistas basado en la idea de pureza de sangre y superioridad racial. El rechazo de los matrimonios mixtos también caracterizó a estos dos mundos. En cierto modo, los puntos en común fueron temporalmente posibles entre estos teóricos y, al mismo tiempo, los hermanos enemigos. Cabe recordar que el periódico de la Federación Sionista Alemana, el Jüdische Rundschau , del 17 de septiembre de 1935 aprobó las leyes de Nuremberg en particular al condenar los matrimonios mixtos. Publiqué el artículo en esta revista con su traducción completa al francés.

estrella de renfan
La estrella de Renfán en el anverso con la inscripción "Un nazi va a Palestina". La esvástica en el reverso añade "y lo cuenta en Angriff" (periódico del Ministro de Propaganda Joseph Goebbels) .

—¿No podemos explicar el Acuerdo de Haavara por el hecho de que las autoridades nazis lo vieron como un medio para exiliar a los judíos de Alemania con su consentimiento?


—En efecto, el Acuerdo de Haavara (“Transferencia” en hebreo) de agosto de 1933 o el decreto 54/33 es fruto de una convergencia racialista entre estos dos mundos basada en el principio del espejo invertido. Este documento de las autoridades nazis fue publicado íntegramente en el diario de la Federación Sionista Alemana, el Jüdische Rundschau  el 5 de septiembre de 1933. Los sionistas consideraban que los judíos alemanes eran ajenos al mundo germánico y que debían instalarse en el mundo germánico, antigua tierra de Israel. Por otro lado, los nazis consideraban al elemento judío como un cuerpo extraño para la nación alemana. Cada uno estaba dispuesto a dar un paso hacia el otro para lograr su ideal de pureza racial desde un territorio bien establecido. Por lo tanto, es a partir de este acuerdo que la colaboración entre estos dos círculos duró hasta abril de 1941. Fue en esta fecha que la Agencia Judía en Berlín, el centro del flujo migratorio judío a Palestina, se cerró definitivamente. Sin embargo, como pude mostrar en mi libro, las discusiones sobre el lanzamiento de esta empresa no fueron iniciadas por los nazis sino por la República de Weimar en el año 1932. 

—Si Cristo es el primer adversario tanto del imperio sionista como del nazi (y de cualquier otro) ¿no invalida eso la tesis de un Hitler animado por una fe cristiana?


—Antes incluso de citar a Hitler, debemos recordar el siguiente punto. Los diarios completos de Theodor Herzl, fundador del sionismo, son muy claros en este punto. Sólo hay un enemigo para este entorno: el catolicismo. No hay un solo comentario negativo contra el Islam, el Budismo e incluso el Protestantismo. Durante una discusión con el embajador otomano en Viena, Mahmud Nedim, este último le recordó a Herzl que judíos y musulmanes estaban de acuerdo en un punto esencial en materia religiosa: “ No reconocemos a Cristo como el Hijo de Dios. Para el judaísmo talmudo-cabalístico rebelde a la Encarnación, la preservación de la sangre judía debe mantenerse dentro del marco de un linaje mesiánico esperado y esperado durante 2000 años. El nazismo, este "Reich milenario", también fue seguidor de una visión totalmente anticristiana. Este hecho fue denunciado con la encíclica Mit brennender Sorge en 1937. Escrita excepcionalmente en alemán y no en latín bajo la égida del futuro Pío XII, cardenal Pacelli, esta encíclica subraya el carácter violentamente anticatólico de esta ideología. Tenga en cuenta que la vida de Adolf Hitler fue en polos opuestos al catolicismo. No fue a misa y no comulgó. Viviendo en convivencia con Eva Braun para finalmente suicidarse, su forma de vida era contraria a los preceptos de la Iglesia. Como jefe de Estado cristiano, preferimos al ecuatoriano Gabriel García Moreno (1821-1875). Para comprender mejor el carácter anticristiano del nazismo, presentamos los pasajes clave de esta encíclica que condena al nacionalsocialismo sin citarlo... por razones específicas de la diplomacia vaticana en el tenso contexto de este tiempo. Tenemos partes en negrita que creemos que son importantes:

"Es con gran preocupación y creciente asombro que, durante mucho tiempo, hemos seguido con la mirada las dolorosas pruebas de la Iglesia y las molestias cada vez más graves que sufren quienes permanecen fieles a ella.(…). Esta preocupación no fue atenuada por lo que nos dieron a conocer los representantes del venerable Episcopado (…). (…) Cuando en el verano de 1933, Venerables Hermanos, Aceptamos la negociación de un Concordato (concluido el 20 de julio de 1933), que nos propuso el gobierno del Reich, asumiendo un proyecto de varios años (… ) Nos guiaba la preocupación que nos impone nuestro deber de asegurar en Alemania la libertad de la misión benéfica de la Iglesia (…). Si el árbol de la paz, plantado por nosotros con toda pureza de intención en suelo alemán, no ha producido los frutos (...) que anhelamos, nadie en el mundo, (…) No podré decir hoy que la culpa es de la Iglesia o de su Cabeza.. Las experiencias de los últimos años sacan a la luz responsabilidades; revelan intrigas que desde el principio sólo apuntó a un guerra de exterminio (...), la cizaña de la desconfianza, el descontento, el odio, la difamación, la hostilidad en principio, velada o abierta, alimentada de mil fuentes y actuando por todos los medios, contra Cristo y su Iglesia. Ellos, y sólo ellos, con sus cómplices silenciosos o ruidosos, son responsables hoy si, en lugar del arco iris de la paz, es la tormenta de luchas religiosas desastrosas que aparece en el horizonte de Alemania. [relativo a la política de la III ° Reich hacia el concordato 1933] (...) una interpretación que distorsiona el contrato o desviada de su propósito, o vaciada de su contenido y, finalmente, condujo a su violación más o menos oficiales se convirtió en la ley no reconocida (…). Incluso hoy, donde la lucha abierta contra la escuela confesional, amparada por el Concordato, donde la supresión del sufragio libre para aquellos católicos que tienen derecho a asegurar la educación de los jóvenes, demuestra en un terreno esencial de la vida de la Iglesia la impresionante gravedad de la situación y la angustia sin precedentes de las conciencias cristianas (…). Cualquiera que identifique, en confusión panteísta, a Dios y el universo, rebajando a Dios a las dimensiones del mundo o elevando el mundo a las de Dios, no está entre los que creen en Dios. (…). Quien toma la raza, o el pueblo, o el estado, o la forma del estado, o los poseedores del poder, o cualquier otro valor fundamental de la comunidad humana -todas las cosas que ocupan un lugar necesario en el orden terrenal y honorable-, quien toma estas nociones para sacarlas de esta escala de valores, incluso religiosos, y las deifica mediante un culto idólatra, éste altera y distorsiona el orden de las cosas creadas y ordenadas por Dios (…). Cuidado, (…), del creciente abuso, en la palabra como en los escritos, que consiste en utilizar el nombre de Dios tres veces santo como etiqueta vacía de sentido  (…)".

esvastica y estrella de david
La esvástica y la estrella de David ya estaban entrelazadas en la sinagoga de Capernaum.

Sólo las mentes superficiales pueden caer en el error de hablar de un Dios nacional, de una religión nacional; sólo ellos pueden emprender el vano intento de encarcelar a Dios (…) dentro de las fronteras de un pueblo, en la estrechez de la comunidad de sangre de una raza.(…) Agradecemos a vuestros sacerdotes y a todos vuestros fieles, que, en defensa de los derechos de la Divina Majestad contra un nuevo paganismo agresivo y favorecido, ay, en muchos asuntos por hombres influyentes, han cumplido y continúan cumpliendo su deber cristiano (…). Entonces nadie puede decir: yo creo en Dios, eso es suficiente religión para mí (…). (No desprecien y no rechacen el Antiguo Testamento y los hebreos, pueblo originalmente elegido, incluso si posteriormente se convirtieron en deicidio, según la Tradición de la Iglesia) Dios habló a nuestros padres a través de los profetas. (…) Los libros sagrados del Antiguo Testamento son enteramente la Palabra de Dios y forman una parte sustancial de Su Revelación.(…) También nos describen el pueblo elegido (ndla: el pueblo hebreo), portador de la Revelación y la Promesa, constantemente alejándose de su Dios para volverse hacia el mundo. (…) Es precisamente en este trasfondo a menudo oscuro que la pedagogía de la salvación del Señor emerge en perspectivas más llamativas, por turnos advirtiendo, amonestando, golpeando, elevando y beatificando a sus elegidos. Sólo la ceguera y el orgullo pueden cerrar los ojos a los tesoros de la enseñanza salvadora que oculta el Antiguo Testamento (…). Esta Revelación no conoce ningún complemento traído por la mano humana, ni admite ser desbancada y sustituida por "revelaciones" arbitrarias que ciertos voceros de la actualidad pretenden derivar de lo que denominan el Mito de la Sangre y la Raza.(…). En vuestras regiones, Venerables Hermanos, resuenan voces, cuyo coro crece constantemente, invitando a dejar la Iglesia. Entre los líderes, hay más de uno que, por su cargo oficial, Trate de dar la impresión de que este alejamiento de la Iglesia y la infidelidad que conlleva hacia Cristo Rey constituye hoy una prueba particularmente convincente y meritoria de la fidelidad al Estado. Mediante medidas de limitaciones ocultas o aparentes, (…) el apego de los católicos a su fe (…) es sometido a una presión tan contraria a la ley como a la dignidad humana. (…) Si los hombres que ni siquiera están unidos en la fe en Cristo Vengo a presentarles la imagen atractiva de una Iglesia Nacional Alemana, sepan que esto no es más que una negación de la única Iglesia de Cristo.(…). [De la gracia] Rechaza esta elevación gratuita y sobrenatural en nombre de un supuesto carácter alemán, Es un error: está combatiendo abiertamente una verdad fundamental del cristianismo. (…) Ningún poder coercitivo del Estado, ningún ideal puramente humano, por noble y elevado que sea en sí mismo, podrá jamás reemplazar en última instancia los impulsos supremos y decisivos dados por la fe en Dios y en Cristo. (Concerniente a la familia y la juventud) Si el Estado establece una juventud nacional, esta organización obligatoria debe estar abierta a todos, y es entonces -sin perjuicio de los derechos de las asociaciones religiosas- para los propios jóvenes y para los padres que responden por ellos ante Dios, una indiscutible e incontestable. derecho inalienable a exigir que esta organización estatal sea purgada de todas las manifestaciones de un espíritu enemigo del cristianismo y de la Iglesia, Manifestaciones que, muy recientemente y aún hoy, levantan la conciencia de los padres cristianos. en una alternativa insoluble, ya que no pueden dar al Estado lo que demanda sino robando a Dios lo que es de Dios. (…) Y cuanto más se esfuerzan los enemigos por disfrazar sus oscuros designios bajo bellas apariencias, más razones hay para oponerse a ellos con una desconfianza vigilante, una vigilancia provocada a la desconfianza por una experiencia demasiado amarga. (…) Pesamos cada palabra de esta carta en la balanza de la verdad (…)".

—Sionismo y globalismo cierra la trilogía iniciada en 2017 por Atlas del globalismo y continuada en 2019 por Archivos del globalismo. ¿Cómo estos tres libros forman un todo?

—Estas tres obras se complementan de la siguiente manera: Atlas del globalismo tuvo como objetivo presentar puntos geopolíticos esenciales como la construcción europea o la evolución política de los Estados Unidos en el marco del globalismo en paralelo al establecimiento de instituciones para completar la gobernanza mundial. Sin embargo, para comprender plenamente el espíritu del globalismo, estudié el mesianismo judío, sus características y sus diferentes avatares (Shimon Bar Kokhba, Sabbataï Tsevi, Jacob Frank). Comprender este entorno desgarrado internamente por facciones rivales es absolutamente esencial para identificarlo. Por ejemplo, es absolutamente imprescindible comprender los preceptos del rabino Isaac Louria del siglo XVI y su impacto en determinadas comunidades judaicas de esencia mesiánica. En el segundo volumen, Archivos del globalismo, hablé de la importancia del Antiguo Testamento para no ser descartado como lo hacen muchas personas, incluso los cristianos. En efecto, el hilo conductor de estos textos, sean o no, según las convicciones de cada uno, de inspiración divina, es anunciar la encarnación en la persona de Cristo en el marco de un mundo pagano áspero y duro. Sin embargo, el no reconocimiento de esto por parte de los judíos los llevó a desarrollar un nuevo judaísmo violentamente anticatólico entre los años 100 y 500 d.C. El Talmud, código civil y religioso de la sinagoga rebelde. Es este ambiente hostil el que irrigó las revueltas espirituales y políticas en Europa que querían sofocar la Revelación. Esto es lo que pude probar, todavía en este libro, con la influencia del medio talmudo-kabbalístico en la Revolución de 1789 que condujo, posteriormente, a preparativos previos al surgimiento del sionismo; es decir, el deseo de crear un hogar judío en Palestina como preludio de la creación del Estado judío. Es precisamente esta investigación la que me impulsó a escribir el tercer volumen Sionismo y globalismo. Tuve la oportunidad de tener en mis manos los cuadernos completos de Theodor Herzl, pero también numerosos documentos de archivo que explican las relaciones entre nazis y sionistas sobre la base de un acuerdo celebrado entre estos dos mundos, el acuerdo de los Haavara. Me fue posible demostrar que se concretó un acuerdo, a menudo tenso, que permite capacitar a aproximadamente 80.000 judíos de habla alemana en técnicas agrícolas, hortícolas y artesanales en 42 campos en Alemania para luego enviarlos a Palestina bajo mandato británico. Estos judíos de habla alemana entrenados formaron la base de la incipiente economía de Israel cuando se fundó el país en 1948.

—Además, tiene una gran demanda para escribir prefacios de libros que se oponen al globalismo desde diferentes ángulos. ¿Cuál sería el origen común?


—De hecho, he tenido la oportunidad de escribir varios prefacios de libros aparentemente diversos: The Jewish Revolutionary Spirit de Michael Jones, Secret History of the Anglo-American Oligarchy de Carroll Quigley, The Rampolla Network de Henri Barbier, La République Universelle du Genre Humain de Anacharsis Cloots, De la Salette à Diana Vaughan de Paul-Étienne Pierrecourt, The New World Order  de HG Wells o de nuevo Las consecuencias políticas de la paz de Jacques Bainville. Los temas cubiertos por estos libros son variados. Sin embargo, por diferentes caminos, estos trabajos revelan que la finalidad del sujeto tratado consiste en conducir al asesinato de la Revelación directamente o por etapas. Como ya indiqué, para definir un tema, siempre es necesario tomar la directriz partiendo de una masa de documentos. La Encarnación anunciada en la Biblia hebrea, con sus consecuencias espirituales y temporales, representa el punto ineludible del odio talmudo-cabalístico durante 2000 años. En esta revuelta, notamos este deseo de establecer un gobierno mundial gobernado por una élite opuesta al Apocalipsis que gobierna a una humanidad sujeta a las directivas del Templo renovado.

—Precisamente, esta mística globalista que se encuentra en el noajismo, el sabbat-frankismo o la gnosis es proteica. ¿Por qué pistas podemos reconocerlo?


—En primer lugar, si tuviéramos que resumir la finalidad del misticismo globalista, diríamos, refiriéndonos al especialista israelí Gershom Scholem, que se trata de hacer del pueblo judío, del pueblo sacerdote, el único intermediario entre Dios. y el resto de la humanidad no judía regida por las leyes de Noé, encontrándose este último como simple prosélito de la Puerta en el umbral del Templo restaurado para mayor gloria de Israel. Entender el noajismo para los no judíos es esencial. Tenemos la explicación en el libro del rabino Élie Benamozegh, Israel and Humanity, que he resumido en Atlas del globalismo. Gobernado por siete leyes, noajismo tiene como propósito esencial destruir tres puntos clave: la Encarnación, la Santísima Trinidad y el sacerdocio católico.

"Un Masón está obligado, por su Tenencia, a observar la Ley Moral, como un verdadero Noé ...".

Artículo 1 de las Constituciones Anderson de 1738.


Las herramientas que hacen posible este "ideal" se encuentran en el espíritu de la gnosis del mundo antiguo (Egipto, Mesopotamia, etc.) sublimando la idea de que el hombre, parte de lo divino, puede por su sola inteligencia y su voluntad unirse a esta misma. Esta gnosis, basada en la magia y la evocación de los espíritus, ya había sido condenada por el profeta Isaías ( Is. VIII, 19 en la Biblia hebrea ) bajo el nombre de "oboth" e "Iidonime". Por tanto, el fenómeno es antiguo. Desde el inicio de la era cristiana, notamos la presencia de esta corriente que busca pervertir a la Iglesia y su enseñanza, de hecho, bajo el reinado del Papa San Pedro, Simón el Mago se le presentó para conocer sus "poderes mágicos" por una compensación económica, de ahí la palabra simonía. Rechazado por el apóstol, se convirtió falsamente al catolicismo para descubrir sus secretos y subvertir a la Iglesia muy joven. Históricamente, estamos tratando con el primer marrano (judío convertido falsamente). Posteriormente, observamos una plétora de herejías (arrianismo, catarismo, bogomiles, husismo, protestantismo, etc.) todas ellas basadas en principios que cuestionaban los dogmas católicos para acercarse  menos al ideal opuesto de la sinagoga ciega. Al interesarnos en las causas fundamentales de estos movimientos, siempre encontramos por caminos indirectos la influencia del mundo judío talmudo-cabalístico como es el caso de los cátaros adquiridos al principio del Dios bueno y del Dios malo (el demiurgo), y la migración de almas Gilgul en el idioma kabbalístico. La sede de la Cábala en el siglo XII siglo fue, casualmente, situado en el sur de Francia. También podemos señalar Pic de la Mirandole, autor del libro  Neuf Cents Conclusions, que fue condenado por las autoridades de la Iglesia en 1487 porque sus obras anteponían “la magia y la Cabalá a los Evangelios”. Quiso la suerte que Pic de la Mirandole estuviera estrechamente vinculado a los círculos esotéricos, en particular a un judío siciliano falsamente convertido que se convirtió en sacerdote y se llamaba Abu'l Faradj. Posteriormente, podemos notar en estas múltiples influencias la expresión "Ser Supremo", un término querido por la Cabalá para designar un Dios infinito, cuyo uso se encuentra en el preámbulo de la Declaración Universal de los Derechos Humanos en 1789. Señalemos, por otro lado, la existencia de un libro con un título provocativo del erudito judío estadounidense Yuri Slezkine que, para definir el siglo XX, no dudó en llamarlo “El siglo judío”. No se equivoca.


  • Este noajismo es cada vez más esencial en las estructuras mentales. De esta forma, el Congreso de los Estados Unidos adoptó en el marco del “Día de la Educación”, el 26 de marzo de 1991, el reconocimiento de las leyes de Noé como base de la sociedad estadounidense. 

"La naturaleza aborrece el vacío, debe ser reemplazado por otra forma de espiritualidad llamada noajismo o religión universal (ley de Noé) que vaya de la mano de una política universal.

Derivado directamente del judaísmo talmúdico, el noajismo se aplica solo a los gentiles (no judíos). Esta religión universal se subdivide en siete mandamientos: el primero prescribe la obligación de tener magistrados (para hacer cumplir las leyes) mientras que las otras leyes prohíben: 2) el sacrilegio; 3) politeísmo; 4) incesto; 5) homicidio y 6) el uso de una extremidad de un animal vivo.

Mientras que los gentiles están enmarcados por esta religión, el pueblo judío gobernado por el mosaicismo (la ley de Moisés) es considerado el pueblo sacerdote. Este sacerdocio israelita, que constituye el corazón de la humanidad, es el intermediario entre los gentiles y el único Dios (monoteísmo). En este pensamiento, el catolicismo se considera politeísmo por el concepto de la Santísima Trinidad (idolatría o triteísmo según los rabinos talmúdicos)".


—Pierre, permíteme una última pregunta sobre actualidad. ¿Crees que la dictadura de la salud que se avecina no es, por sus excesos, una oportunidad fantástica para despertar al pueblo antes del Gran Reinicio?

—Es cierto que mucha gente siente que algo anda mal. El instinto de supervivencia se activa y, independientemente del origen social y el nivel de educación, algunos están comenzando a hacer las preguntas reales. Sin embargo, creo que el verdadero punto de inflexión estará en el inminente colapso financiero y económico. Todo se derrumbará y surgirá el hambre. Algunos sabrán luchar para sobrevivir mientras que otros no podrán hacerlo por estar paralizados por el horror del momento. La guerra civil se desatará aún más a medida de que millones de extraeuropeos ya no sean capaces de beneficiarse de las asignaciones y otros subsidios financieros; por lo que mostrarán un fuerte resentimiento hacia el país anfitrión. El pueblo francés está atrapado entre un sistema político, la esencia de la República Talmudo-Cabalística, y la presencia en su suelo de poblaciones no nativas que desean preservar su propia cultura. Todo terminará en una guerra total. Las civilizaciones son mortales. En cuanto a Francia, esperemos que la Providencia sepa sacar al líder capaz de restablecer una civilización francesa nacida del bautismo de Clovis. Pero mientras tanto, ¡qué sufrimiento hay en perspectiva!


Pierre Hillard es Doctor en Ciencias Políticas y ensayista francés especializado en geopolítica. Como autor, Hillard cuenta con varias obras publicadas, tales como: Minorités et Régionalismes dans l’Europe Fédérale des Régions, La Fondation Bertelsmann et la Gouvernance Mondiale o Sionisme et Mondialisme.

Fuente: Noach.es

Exégesis Diario

Redacción de Exégesis Diario
Invitame un café en cafecito.app

Te puede interesar