Masonería, lo que la verdad esconde

LA MADRIGUERA 15 de noviembre de 2019 Por Cagliostro
animation (52)
Masonería al descubierto

Misiva de advertencia de un iniciado masónico: "No, querido amigo, dentro de sus filas no he visto otra cosa que intriga, conspiración, traición y muchísima ignorancia e ingenuidad recubierta por los ropajes de una supuesta y falsa moralidad. La mayoría no tenéis ni idea de lo que es la Masonería por el velo de misterio que la cubre; pero en realidad no es otra cosa que una Secta muy peligrosa que requiere de tu Tiempo, Dinero y Obediencia para ejecutar unos planes que difícilmente podrás llegar a conocer jamás; en todo caso intuir".

Por Cagliostro

Un Frater nos preguntó, por privado, a qué se debía nuestra lucha con la Masonería. Como supongo que serán muchos los que se pregunten lo mismo, a continuación tenéis dicha respuesta.

Es una larguísima Historia. Como investigador y buscador entré en dos etapas de mi vida en la Masonería. En la primera, dentro de la Masonería Regular de la GLE donde alcanzamos el Cuarto Grado, dentro del Rito de Emulación, equivalente al Grado 17 del REAA.

El último de esos cuatro años tuve que vivir en primera persona una terrible lucha fratricida entre los miembros de la Gran Logia de España y el Consejo Supremo del Grado 33, hasta tal punto que recibía día sí y día no, cartas anónimas de ambos contendientes intentando llevarme a su bando. Lo que produjo el detonante para mi separación de la Masonería Regular, fue la Iniciación en el Arco Real de Jerusalén, donde descubrí ese judeo sionismo que siempre ha negado la Masonería así como el nombre de la Palabra Pérdida, que no es otra que el nombre del Demiurgo Jehová, Dios de Israel.

Pasados unos años contacté con la Masonería Liberal, laica y Adogmática de la GLSE, irregular según los landmarks de 1717, y de un dominio, básicamente ateo por parte de su jerarquía. En esta Institución alcancé el grado 15 del REAA y me eligieron, de forma democrática; pero a regañadientes como VM de mi Logia. Por cierto, una veneratura que duró escasos dos días, pues recibí diversos ataques traicioneros por parte de aquellos sectores ateos que querían controlar la Logia que llevaba un camino "Místico". Me marché y regresé a la AMORC prometiéndome nunca jamás regresar a la Masonería así como hacer todo lo posible para que los pobres incautos no caigan en sus redes.

Esas dos masonería son dos vertientes de una misma cosa. Cada una es la marca blanca de la otra con la intención de atraer a sus filas a buenas personas, ya sean ateos o creyentes, para convertirlos en soldados fieles y disciplinados en una lucha que ni siquiera conocen mediante la infiltración en todos los estamentos de la Sociedad, incluida la Política, con el fin de llevar a cabo sus propósitos sionistas de desestructuración de la Familia y de la Sociedad. Divide y vencerás es la consigna del Diablo o Separador.

No, querido amigo, dentro de sus filas no he visto otra cosa que intriga, conspiración, traición y muchísima ignorancia e ingenuidad recubierta por los ropajes de una supuesta y falsa moralidad. La mayoría no tenéis ni idea de lo que es la Masonería por el velo de misterio que la cubre; pero en realidad no es otra cosa que una Secta muy peligrosa que requiere de tu Tiempo, Dinero y Obediencia para ejecutar unos planes que difícilmente podrás llegar a conocer jamás; en todo caso intuir.

Sí, están infiltrados en todas partes. También en la Rosacruz, en los Sindicatos, en las ONG, en el funcionariado público, minando al Sistema desde sus cimientos. ¿Cómo voy a hablar bien de la Masonería conociendo lo que sé y habiéndolo experimentado en mis propias carnes desde dos obediencias supuestamente diferentes?

La Masonería dice ser una Escuela donde ingresan buenas personas para convertirlas en mejores personas: pero lo cierto es que es una Escuela de acondicionamiento mental donde ingresan todo tipo de personas, también buenas personas, para convertirlos en conspiradores a mejor beneficio de una causa que, en muchos casos, jamás llegarán a conocer.

Sí, querido Frater tengo una verdadera cruzada contra la Masonería porque la conozco hasta en sus más íntimas entrañas y sé, después de muchos años, que una cosa es el escaparate neblinoso que muestra a la sociedad en general y otra cosa sus obscuros objetivos.

La Masonería ha funcionado de forma impune durante el Régimen Castrista; pero también dentro de dictaduras fascistas como las de Pinochet. Ellos se encuentran bien dentro de los más variopintos ambientes pues su misión diabólica es Divide y Vencerás.

Tú has preguntado, Querido Frater, y yo te he contestado.

Nada más lejos del misticismo que, se dice, posee la Masonería y si no que se lo pregunten a Mozart que murió en la más indigna indigencia siendo enterrado en una fosa común y ahora, sus supuestos hermanos se enorgullecen de que Mozart fuese un insigne masón. ¿Dónde estuvo esa Fraternidad para con ese Genio Universal? En ningún lugar porque esa Fraternidad y ayuda mutua es una careta de hipocresía.

Y sólo me callaré cuando muera.

Paz Profunda.

Te puede interesar