La infiltración del Opus Dei dentro de la sociedad exotérica

LA MADRIGUERA 02 de julio de 2021 Por Exégesis Diario
fondo opus dei

Detrás de una aparente organización honorifica del Catolicismo, cuya finalidad manifiesta ser ayudar y contribuir con la misión evangelizadora del prójimo, se esconde una institución de naturaleza lasciva y avara que está en la constante persecución de la satisfacción personal de sus miembros de alta jerarquía. Por lo que, al igual que sus hermanos mayores, los Jesuitas, esta pérfida organización sincrética y criminal, se ha lanzado a la cooptación de jóvenes -en muchos casos menores de edad-, utilizando como tapaderas residencias universitarias, instituciones académicas o cualquier ministerio a su disposición; todo con el objetivo de amplificar su influencia sobre cualquier territorio soberano que esté bajo su mira.

El siguiente archivo que data de 1983 escrito por Maurice Roche, intenta echar algo de luz sobre cómo el Opus Dei (Obra de Dios) infiltró a partir de su llegada en 1949  la sociedad irlandesa. 

Por Maurice Roche (30 de abril de 1983)

Los secretos del Opus Dei

El Opus Dei se trasladó por primera vez a Irlanda a finales de 1949. Un pequeño grupo de trabajo de españoles se estableció en un piso junto a St Stephen's Green en Dublín. Rápidamente comenzaron a reclutar miembros entre los estudiantes de UCD en Earlsfort Terrace y el Colegio de Cirujanos. Al mismo tiempo, comenzaron a hacer contactos con católicos de derecha en el mundo empresarial y financiero de Dublín. Los hombres del Opus Dei tuvieron tanto éxito que en poco tiempo pudieron comprar la primera residencia de la organización en Irlanda, una casa en 27 Northbrook Road en Ranelagh. Entre los miembros irlandeses fundadores del Opus Dei estaban Cormac Burke, un abogado de Sligo, ahora sacerdote del Opus Dei en Kenia; Daniel Cummings, estudiante de medicina, ahora sacerdote en la administración del Opus Dei en Roma; Richard Mulcahy, oficial del ejército y sobrino del general Richard Mulcahy que en ese momento era líder del Fine Gael, y que, lejos de apoyar la decisión de su sobrino de unirse, se dice que el general amenazó con incendiar la casa del Opus Dei cuando se enteró de la noticia. Richard Mulcahy es ahora sacerdote y uno de los miembros más antiguos del Opus Dei en Irlanda.

Uno de los primeros miembros, ahora un eminente profesional, describe los inicios de la organización en Irlanda:

"El Opus Dei se estableció por primera vez en Irlanda al contactar a los jóvenes y explicar los ideales de la organización; el factor que atrajo a tantas personas de tan destacada capacidad para incorporarse al Opus Dei era su idealismo, sobre todo quizás en una época de posguerra; parecía tener un mensaje nuevo y muy relevante sobre el papel de los cristianos en el trabajo cotidiano y en la sociedad".

La membresía del Opus Dlli en Irlanda no se revela. Según fuentes oficiales de la Iglesia, se sabe que hay alrededor de 15 sacerdotes en Irlanda; por sus propios comunicados de prensa se sabe que los sacerdotes constituyen alrededor del dos por ciento del total de miembros; por lo que una cifra de 750 miembros sería una estimación razonable. La sede de la sección masculina se encuentra en Harvieston, Cunningham Road, en Dalkey, con la siguiente residencia más importante en Knapton, Knapton Road, Dun Laoghaire. La sede de la sección de mujeres se encuentra en Riversdale, Queen's Park, en Monkstown, condado de Dublín. Durante los últimos seis años, el director del Opus Dei en Irlanda ha sido un sacerdote español, Francis Planell.
 
En 1954, el Opus Dei abrió su primer albergue universitario en Irlanda en Nullamore en Dartry, al sur de Dublín; ahora alberga a 60 estudiantes. Otro albergue se abrió en 9-11 Hume Street, cerca de St Stephen's Green, y esto también sirve como centro de información del Opus Dei en Irlanda; tiene alojamiento para 20 estudiantes. Recientemente, se abrió un nuevo albergue en Cleraun, Fosters Avenue, a las puertas del complejo UCD Belfield, con espacio para unos 20 estudiantes.

En 1957 el la organización se había expandido a Galway y abrió un albergue en Gort Ard en Salthill para atender a los estudiantes de la UCG. Todos estos albergues son para estudiantes varones. Para las estudiantes, el Opus Dei opera el albergue Glenard al lado de Belfield, el Riversdale Study Centre en Monkstown y el Carrickburn Study Centre en Donnybrook, todos en Dublín, y el albergue Ros Geal en Galway. Según Monseñor Escrivá, fundador del Opus Dei, todas estas instituciones son centros de reclutamiento para el Opus Dei: en 1963 en la revista secreta Crónica del Opus Dei escribió: "Residencias universitarias... ¿son estos fines? No, más bien medios... ¿y cuál es el fin?... ¡para promover el mayor número posible de almas dedicadas a Dios en el Opus Dei!".

La Sra. Nolan -hemos tenido que cambiar los nombres de las personas involucradas por temor a que se les reconozcan. Pero estamos satisfechos, sin embargo, en cuanto a la autenticidad de sus historias- vive en el oeste de Irlanda. Hace unos años envió a su hija Clare a estudiar en la UCG. Clare se fue a vivir a la residencia universitaria Ros Geal. Ni ella ni su madre sabían que la residencia estaba dirigida por el Opus Dei y ninguno de Hem sabía nada sobre la organización del Opus Dei ni de sus métodos de captación.

Todo parecía ir bien hasta que llegó el primer período de vacaciones. Sra. Nolan:

"Cuando llegó la época de vacaciones, ella no volvía a casa y empezamos a llegarnos excusas; cuando finalmente nuestra hija regresaba a casa de vacaciones, la gente del Opus en Galway llamaba por teléfono para pedirle que regresara. Eran sus conferenciantes o amigos suyos".

Durante sus primeras vacaciones de verano, el Opus Dei le proporcionó a Clare un trabajo como mensajero para estudiantes españoles, por el que iba a recibir £ 100. Al final de las tres semanas de trabajo, se le negó el dinero y se le ofreció un curso por un valor de 120 libras esterlinas. El curso se llevó a cabo en el centro de conferencias del Opus Dei en Ballyglunin, cerca de Tuam.

La familia Nolan vio cada vez menos a su hija. Rara vez visitaba su higar;  cuando llegaba se mostraba distante, de alguna manera diferente y siempre se hablaba de sus vacaciones. Clare estaba en vísperas de sus exámenes finales cuando la Sra. Nolan descubrió por primera vez que se había incorporado al Opus Dei durante su primer año en Ros Geal. La Sra. Nolan describe cómo le dieron la noticia: "Me acaba de decir que ya no volvería a casa con nosotros , dijo que ya no se iría de vacaciones con nosotros. Tuve una gran conmoción; casi me desmayo". Clare tenía poco más de diecisiete años cuando fue incorporada al Opus Dei; tenía veintiún años cuando le dijeron a su madre.

Poco después, la familia fue a Galway para llevar a Clare a casa para las vacaciones de verano. Cuando llamaron a Ros Geal para que la recogiera, descubrieron que la habían trasladado en el último momento a Carrickburn, en Dublín. Todos los esfuerzos para persuadir a la niña de que dejara el Opus Dei fueron firmemente resistidos, y Clare incluso le dijo a la Sra. Nolan que no "estuviera haciendo el trabajo del diablo".

En las raras ocasiones en que Clare regresaba a casa, sus padres notaron un cambio completo en su personalidad. La Sra. Nolan dice:

"Ella no era la misma persona; nos dijo que estábamos haciendo el trabajo del diablo pidiéndole que dejara el Opus Dei". Clare solía ​​ser una hija muy cariñosa, pero desde su cooptación por el Opus Dei se había vuelto muy fría con sus padres.

Clare no ha estado en casa desde que llegó a Carrickburn. Su bienestar es una fuente de preocupación constante para los Nolan, una familia de católicos practicantes. Sólo pueden verla en visitas breves a Carrickburn. Trabaja sin descanso en todo tipo de tareas; su dieta es pobre -en una semana perdió siete libras; cuando su padre se enfermó, ella no lo visitó, o no se le permitió visitarlo. Todas sus ganancias van al Opus Dei-.

Mary, una joven profesional de Dublín, cuenta una historia similar. Sus dos hermanas fueron a estudiar la carrera de grado en la UCG: fueron a alojarse en la residencia universitaria Ros Geal, aunque ni ellas ni su familia sabían en ese momento que era del Opus Dei. Después de ingresar a la residencia, ambas niñas visitaron el hogar cada vez con menos frecuencia. La niña mayor, una numeraria, ahora visita su casa varias veces al año sólo por una noche, pero no en Navidad. La niña más joven llega a casa con más frecuencia, pero cuando lo hace suele cobrar pequeñas cantidades de dinero de sus padres; ella es numeraria asistente. Ambas chicas entregan todo su dinero al Opus Dei. Como en el caso anterior, el Opus Dei organizó un trabajo, esta vez en España, con el objetivo de mantener a las niñas alejadas de sus familias durante las vacaciones de verano.

A partir de sus conversaciones con sus dos hermanas, María ha podido hacerse una idea de la forma en que fueron reclutadas en el Opus Dei:

"En la residencia se les hablaba en todo momento de religión. Tenían el mismo sacerdote todo el tiempo. El cual les daba sermones todas las semanas. Eran sólo niños, no podían ver nada más".

Mary afirma que existe un tipo de mecanismo de grupo en funcionamiento con cada una de las chicas que se unen al Opus Dei, puesto que estas chicas luego presionan a otras para que ingresen a la organización. Mary cree que una parte vital del proceso de contratación es el uso de "círculos".

Mary menciona:

"Mi hermana menor viene a casa de vacaciones en Navidad pero la gente del Opus la llama después de unos días para asistir a su círculo, una especie de sesión de terapia de formación; creo que es la clave del sistema de lavado de cerebro. Sentarse en grupo y discutir todos sus problemas personales y todos sus sentimientos privados con la directora".

Un exdirector del Opus Dei ha confirmado que este tipo de sesiones se llevan a cabo y que son
importantes para la captación. Mary afirma que sus hermanas fueron reclutadas para el Opus Dei cuando aún eran adolescentes, sin el conocimiento o consentimiento de su familia; ella cree que fueron manipulados por el Opus Dei debido a que contaban con una edad impresionable.

Mary ha notado cambios importantes en sus dos hermanas desde que se incorporó al Opus Dei: "Se han vuelto muy retraídas, sólo les interesa la religión, leer parábolas a las personas que no están de acuerdo con ellas, hacer penitencias". Se han vuelto notablemente fríos con sus familias. Mary recuerda que en una discusión sobre el Opus Dei con sus padres una de las niñas dijo: "Si no empiezas a rezar pronto habrá una tragedia en esta familia". (La familia son católicos romanos practicantes). En otra ocasión dijo: "Estoy completamente separada de todos excepto de Dios".

Ambas chicas han sido trasladadas por las autoridades del Opus Dei sin ninguna referencia a sus familias. En breve, una será trasladada a un centro del Opus Dei en Dublín y la otra a una institución del Opus Dei en los Estados Unidos. Mary piensa que una de sus hermanas está ahora plenamente comprometida con el Opus Dei, pero que la otra está ansiosa por dejar la organización, pero que tiene miedo de hacerlo.

Otra persona cuya familia ha estado involucrada con el Opus Dei es la Sra. Margaret Gould de Liverpool, trabajadora social profesional y católica. Su experiencia no se refiere a un albergue universitario, sino a una facultad del Opus Dei, el Lakefield Housecraft and Education Center para niñas en Hampstead, en el norte de Londres. A diferencia de los albergues, Lakefield es un centro residencial de educación superior por derecho propio. El Opus Dei dirige dos instituciones similares en Irlanda: el
Ballabert Catering and Education Centre en Ballyglunin, cerca de ruam en el condado de Galway, y el Crannton Catering College en Milltown en Dublín, ambos para niñas; también está involucrada con el Racing Apprentice Centre of Education cerca de la ciudad de Kildare para niños que entrenan para ser deportistas en los establos de Curragh y el Pre-University Centre en Dublín.

La Sra. Gould envió a su hija Jane al Centro Educativo Lakefield en Londres para un curso de dos años en ciencias domésticas. Jane tenía entonces 16 años. La Sra. Gould sabía poco sobre el Opus Dei y no sabía que algunos de los estudiantes allí fueron reclutados para la organización religiosa. Cuando Jane terminó su curso de 2 años, informó a su familia que no volvería a casa porque se había unido al Opus Dei. Jane tenía entonces 18 años pero, según la Sra. Gould, la habían reclutado a los 16 años y medio sin el conocimiento o consentimiento de sus padres.

Jane es ahora numeraria asistente, empleada doméstica en una institución del Opus Dei en Londres. La Sra. Gould está muy descontenta con la posición servil de su hija:

"Ella permanecerá en esta posición toda su vida, sin importar su edad o experiencia. Por lo que puedo ver, no hay posibilidad de desarrollar sus talentos latentes o continuar su educación, excepto en la medida en que sirva a la organización. No asistirá a bodas ni a fiestas familiares y en todos los sentidos debe 'separarse' de sus seres queridos".

La Sra. Gould se siente enojada por las circunstancias en las que su hija fue reclutada por el Opus Dei: "Jane era sólo una colegiala inmadura cuando fue a Lakefield y a los 18 no había crecido mucho debido a la estructura protegida de su vida en Lakefield. Simplemente pasó de una institución, de una escuela a otra, y no sabía nada, en absoluto, sobre la vida, excepto lo que aprendió en Lakefield. No estaba en condiciones de tomar una decisión informada ".

Cuando su madre le pidió que dejara el Opus Dei y regresara con su familia, Jane respondió: "El diablo actúa rápido y lo hará si no me voy de aquí". En un período de dos años y medio, Jane hizo una breve visita a casa.

La Sra. Gould también ha notado un cambio en la personalidad de su hija desde que se incorporó al Opus Dei: "Mi hija adquirió modales españoles, su letra se volvió tan pequeña que apenas se podía leer y su lenguaje cambió. Observé con consternación estos cambios en mi vivaz 'Liver Bird". La hija de Bird, su falta de madurez, la alegría forzada y el comportamiento infantil de sus compañeros cuando los visitamos por acuerdo previo, claro".

Los temores de la señora Gould sobre Lakefield y el Opus Dei parecen estar confirmados por tres jóvenes británicas. Julie Morrey, Liz Edwards y otra chica, Alison, que estaban en Lakefield con Jane Gould. Julie y Alison eran estudiantes allí, mientras que Liz trabajaba como empleada doméstica. Todas las chicas se incorporaron al Opus Dei como asistentes de numerarias, pero ahora han abandonado la organización, completamente desilusionadas y destrozadas emocionalmente por sus experiencias.

Todas las chicas coinciden en su descripción de las técnicas psicológicas utilizadas para reclutarlas. Cada niña recibió una atención especial por parte del miembro del Opus Dei asignado a ellas; se creó un ambiente de afecto personal total para el recluta potencial, una técnica ampliamente utilizada por las sectas modernas y conocida como "bombardeo de amor". Al mismo tiempo, se creó una atmósfera eufórica general de celo religioso, que culminó con la peregrinación a Roma en Semana Santa.

Una vez que una chica accedió a unirse, su situación cambió por completo. Inmediatamente fue abandonada por su "reclutador" y el vínculo de afecto personal cercano se rompió por completo. En cambio, las niñas ahora asistían a "círculos" con su directora y un sacerdote del Opus Dei donde revelaban todos sus sentimientos íntimos y participaban en sesiones de autocrítica.

Según Alison:

"Tenían una respuesta para todo. Si discutías, eras rebelde y tenías demasiado pecado en ti. Si querías ir a casa en contra de sus deseos, estabas siendo egoísta y no siendo justa con las otras chicas que tuvo que hacerse cargo de su trabajo".

A las chicas no se les permitió salir excepto con un miembro numerario del Opus Dei. No se les permitió ir a discotecas o cines ni mezclarse con el sexo opuesto. Nunca los dejaron solos de a dos por temor a que esto pudiera alentar las críticas al Opus Dei. Al incorporarse, se les aconsejó que no se lo contaran a sus padres para "proteger su vocación" y porque los padres "no lo entenderían". Julie afirma que le dijeron: "todas las madres son neuróticas de todos modos". Al mismo tiempo, se restringieron las visitas a los hogares y el Opus Dei llenó los períodos de vacaciones con retiros y peregrinaciones.

A los nuevos reclutas se les dijo que era un pecado criticar al Opus Dei y que el Opus Dei era el único camino al cielo: irse no significaba felicidad. Todas las niñas trabajaban sin descanso desde las seis de la mañana: "Nos dieron un horario que nos mantenía ocupados cada minuto del día. Estábamos tan agotados física y mentalmente que simplemente lo aceptamos cuando nos dijeron que teníamos esta 'vocación divina". Todas sus dietas y ganancias fueron al Opus Dei y se les persuadió para que entregaran cosas como joyas personales y regalos de cumpleaños. Poco a poco, fueron introducidos en los instrumentos de auto mortificación del Opus Dei: el látigo y la cadena con púas.

Cuando llegó el momento, dejar el Opus Dei resultó más difícil que unirse. Se les impuso una presión psicológica considerable para que se quedaran en Lakefield. Julie Morrey afirma: "Es algo muy importante renunciar a tu 'vocación divina'; sólo quería tiempo para pensarlo, pensé que tenía una 'vocación divina' pero no estaba preparada para tomar una decisión al respecto".

Pero mi tutor se molestó mucho. Las escenas emocionales y las discusiones con ella me desanimaron, de hecho, me sentí muy mal por eso. ”Cuando las chicas finalmente se fueron, se fueron en desgracia y no se les permitió volver a visitar a sus antiguos amigos".

En 1972 Monseñor Escrivá, fundador del Opus Dei, escribió en el diario secreto Crónica:

"Si uno de mis hijos abandona la lucha, o abandona la guerra, o da la espalda, que sepa que nos traiciona a todos, Jesucristo, la Iglesia, sus hermanos y hermanas en la Obra; sería traición consentir el más mínimo acto de infidelidad".

Los testimonios de estas personas aclaran dos cosas. En primer lugar, los centros del Opus Dei se utilizan con fines de contratación; en segundo lugar, los medios por los que se recluta a los jóvenes en el Opus Dei son cuestionables en su moralidad. De los editoriales de la revista secreta Crónica se desprende que la contratación es la pasión motriz del Opus Dei: en un editorial de 1963, Monseñor Escrivá escribió: "no tenemos otro objetivo que el corporativo: el proselitismo"; y en 1971: "Salid a las carreteras y caminos y empujad a los que os encontréis para que entren y llenen mi casa, forzadlos a entrar; empujadlos... debemos estar un poco locos... debéis mataros por el proselitismo".

En el Sunday Press del 17 de abril de 1983 había un anuncio en la página de citas que decía: "Una carrera en catering y artesanía para niñas de entre 15 y 18 años a partir del 1 de julio". El anuncio decía: "Durante el curso se continúa la educación general de los estudiantes y los directores y quienes trabajan con los estudiantes fomentan continuamente los valores humanos y espirituales". En ningún momento del anuncio se decía que el Opus Dei administrara el Crannton Catering and Educational Center.

Opus Dei Internacional

El Opus Dei comenzó a poco más de una decena de miembros, principalmente estudiantes de universidades madrileñas, cuando fue fundado por un joven sacerdote aragonés, José María Escrivá de Balaguer. Su primer albergue universitario, establecido en 1934, marcó la pauta para el desarrollo global de la organización en años posteriores. A partir de 1940, el Opus Dei prosperó en la España de Franco, alcanzando una posición de influencia en los nombramientos universitarios durante los años 1939-51 cuando el Opus Dei y el gran admirador de Monseñor Escrivá, José Ibáñez Martín, fue ministro de Educación.

A medida que sus miembros estudiantes se graduaron y asumieron cargos en las profesiones, el Opus Dei se expandió al conjunto de la sociedad española, desarrollando una red de ingenieros, arquitectos, médicos, funcionarios, banqueros y empresarios que ejercieron una fuerte influencia social y económica. Similar avance en el ámbito político, alcanzando su cenit en 1969 cuando tres ministros del gobierno eran miembros: Laurenzo López Rodó (numerario), Gregorio López Bravo y Vicente Mortes (supernumerarios).

El artículo 202 de la constitución inédita del Opus Dei dice: "Los cargos públicos, especialmente en los cargos de dirección, constituyen un medio especial para el ejercicio del apostolado del Instituto". Una ex directora de la sección de mujeres, María Angustias Moreno, que se fue en 1978, dijo a Escrivá: "Nuestro objetivo es también capturar todas las cátedras universitarias, desde las que se puede trabajar mucho: también el objetivo del trabajo es hacer apostolado en edificios estatales con finanzas estatales... así podremos dar a nuestra gente, sin exámenes; carreras, títulos, doctorados y muchos títulos y condecoraciones, que atraerán a muchos a nuestro apostolado”. Y: "La mejor manera de hacer este apostolado es también ganar puestos diplomáticos, por medio de los cuales en cada embajada tendremos una casa de oración, y así poder influir en otros países".

La expansión continuó a Portugal y en pocos años a Inglaterra, Francia, Italia, Irlanda, México y Estados Unidos. En 1946 el carácter internacional del Opus Dei se reflejó en el traslado de su sede a Roma. Alrededor de ese tiempo su membresía era tan baja como mil -hoy reclama más de 70,000 inscriptos de 80 nacionalidades distintas-.

La sede y la administración internacional se encuentra en el Viale Bruno Buozzi en "Roma, controlada por su presidente general vitalicio, el Dr. Álvaro Portillo, un sacerdote y miembro fundador que sucedió a Escrivá en 1975.

El pequeño libro de Escrivá, El Camino, publicado en 1939 y compuesto por 999 concisas máximas sobre temas como la automortificación, la humildad y la obediencia proporciona el marco ideológico. Las Constituciones del Opus Dei, que consta de 479 artículos, está disponible sólo para miembros de alto nivel y la revista interna, Crónica, son la dieta literaria básica de los miembros. Cronica se entrega a los miembros sólo a discreción de los directores de residencias. Ni las Constituciones ni Crónica se han puesto nunca a disposición del público ni de las autoridades eclesiásticas.

Opus Dei: las filas

Los Numaries son los miembros de élite del Opus Dei. Están obligados por el artículo 53 de las Constituciones del Opus Dei a hacer votos de pobreza, castidad y obediencia. Según el Dr. John Roche, que dejó el Opus Dei en 1975, las personas que tartamudean, cojean, tienen un solo ojo o son jorobadas están excluidas de este grado de afiliación. Es normal que las numerarias tengan un alto nivel educativo, y muchas de ellas tienen uno o más doctorados. Estimaciones bien fundamentadas calculan que las numerarias comprenden alrededor del diez por ciento del total de miembros, pero esto no es seguro. Una minoría de numerarios son sacerdotes y se sabe que estos representan alrededor del dos por ciento del total de miembros del Opus Dei.

Los numerarios están obligados a vivir de forma permanente en las residencias del Opus Dei. Cada residencia está dirigida por un "director" y todos los que viven en la residencia están obligados en absoluta obediencia a su director. Los miembros numerarios viven una vida muy estrecha de extraordinaria reglamentación: esto se puede juzgar por el testimonio de varios antiguos miembros numerarios.

Hay poca o ninguna privacidad, el correo está censurado y el material de lectura examinado cuidadosamente. Cada miembro tiene una habitación parecida a una celda espartana con muebles mínimos. Según María Angustias Moreno, exdirectora de la sección de mujeres, "se rompen las cerraduras en el interior de las puertas de los dormitorios, para que nadie pueda aislarse". No hay evidencia de cerraduras en las secciones de hombres, pero se cree que, en general, el régimen de hombres es menos severo.

En 1966, la jefa del Opus Dei de mujeres en Venezuela, María del Carmen Tapia, estuvo "bajo virtual arresto domiciliario" en Roma cuando fue citada para responder a las críticas de Escrivá. Se vio obligada a dimitir cuando un amigo dispuso en secreto enviar y recoger su correo.

Numerosos miembros tienen que entregar sus sueldos al Opus Dei. A cambio, la organización les da una asignación suficiente para mantener su posición social; así, un ministro del gabinete recibiría más que un ingeniero o un profesor universitario. La forma en que se paga el dinero al Opus Dei se hizo pública en el Tribunal Superior de Londres hace dieciocho meses. El exmiembro numerario, el Dr. John Roche, dio evidencia de que mientras trabajaba como
profesor en Kenia, se le exigió que le abonaran su salario en una cuenta en el Standard Bank de la que dos altos miembros del Opus Dei tenían derechos de giro. Afirmó que le habían quitado 20.000 libras esterlinas por influencia indebida durante un período de catorce años, y entabló una acción de indemnización contra el padre Phillip Sherrington, representante del Opus Dei. El caso aún no se ha resuelto. El juez Slade declaró que el Dr. Roche tenía un caso discutible para la recuperación de su dinero, y que el Opus Dei era una asociación incorporada que podía ser procesada por ley.

Los directores se aseguran de que todos los numerarios sigan un programa prescrito de automortificación. Se trata de una autoflagelación en las nalgas con un látigo una vez a la semana. Al sol, se usa una cadena con púas en la parte superior del muslo durante dos horas todos los días, excepto los domingos y los días festivos. Esta actividad se limita a los miembros numerarios del Opus Dei.

Un exmiembro numerario ha enfatizado la naturaleza espiritual de la organización. Ha señalado que la vida del miembro numerario está dedicada a la oración. Todo trabajo es oración en el Opus Dei. En las residencias donde viven los miembros numerarios hay una tertulia todas las noches donde se discuten asuntos espirituales. La expresión "convivencia" está particularmente asociada al Opus Dei. Este exmiembro señala que la cadena de púas no es exactamente dolorosa; más bien es incómodo. El látigo se aplica para utilizar el cuerpo para la oración y la mente. Se hace en privado. La peor privación, según este exmiembro, proviene de la prohibición de visitas frecuentes a casa. Sólo se le permitió visitar su casa unas pocas veces al año y nunca se le permitió pasar la noche en la casa de sus padres.

El Opus Dei ve con malos ojos a los numerarios que desean dejar la organización. El Dr. John Roche afirma: 

"A los miembros que critican y piensan en irse se les advierte que corren el riesgo de condenarse, se les dice sin la verdad que los que se van lo lamentan amargamente, se les llama traidores, y si persisten son expulsados ​​sin un centavo".

Generalmente, cuanto más alto es el rango que ocupa una persona dentro del Opus Dei, mayor es el esfuerzo que se hace para evitar que se vaya. Incluso después de irse, las personas aún pueden estar sujetas a presiones de la organización. En 1977 el padre Antonio del Val, sacerdote del Opus, admitió una falsa difamación de carácter en un Juzgado de Paz de Sevilla; él y otros cinco miembros del Opus Dei habían intentado difamar a un exnumerario que, tras marcharse, había publicado revelaciones sobre el Opus Dei.

Los asociados no son una sección muy importante de la organización. Su compromiso con el Opus Dei es esencialmente el mismo que el de los numerarios, pero no tienen el mismo nivel educativo. Hacen los mismos votos que los numerarios, pero, al no tener un alto nivel de educación y su procedencia social relativamente modesta, cumplen un papel fundamentalmente servil en la organización. En muchos sentidos, su estatus es similar al de los hermanos laicos de los jesuitas y otras órdenes religiosas.

Los supernumerarios    

La mayoría de los miembros del Opus Dei son supernumerarios. Los supernumerarios toman votos menos estrictos que los numerarios. Suelen ser personas casadas que viven en sociedad de forma habitual, y no están obligadas a vivir en residencias del Opus Dei. Los supernumerarios pueden, al menos en teoría, provenir de cualquier estrato social, pero en la práctica casi siempre son personas de alto rango en la vida profesional y social: médicos, abogados, ingenieros, arquitectos, banqueros. directores de empresas.

Los Cooperadores no emiten votos formales. Simplemente se comprometen a ayudar al Opus Dei en sus actividades y a rezar por él. Sin embargo, su importancia es mucho mayor de lo que esto podría sugerir. La función principal de los cooperadores es la provisión de dinero para proyectos del Opus Dei, ya sea de su propio bolsillo o a través de sus posiciones de influencia en la industria, la banca o la política. Los cooperadores pueden ser de cualquier convicción religiosa: básicamente, sus creencias religiosas no son tan importantes como su capacidad para canalizar dinero hacia la organización. Las únicas personas que no pueden cooperar son los comunistas y los masones.

El artículo 191 de las Constituciones dice: "Los numerarios y supernumerarios deben estar convencidos de la necesidad de guardar un prudente silencio sobre los nombres de los demás miembros y nunca revelar a nadie el hecho de que pertenecen al Opus Dei". El artículo 190 establece: "La pertenencia al Opus no implica ninguna manifestación externa, y el número de miembros debe ocultarse a los de afuera; mejor aún, nuestros miembros no deben discutir estos asuntos con los de afuera". En su libro Camino, Monseñor Escrivá, escribió: "Máxima 643: sé lento en revelar los detalles íntimos de tu apostolado"; y "Máxima 627: calla y no te arrepentirás nunca, habla y lo harás a menudo". Pero toda la actitud se resume en la Constitución 189: "Para lograr más fácilmente su objetivo, el Instituto como tal debe vivir en la clandestinidad".

Este secreto omnipresente se manifiesta de muchas maneras. Las Constituciones del Opus Dei no se ponen a disposición del público. La revista Crónica no está disponible gratuitamente fuera del Opus Dei. Nunca se publica ninguna lista de miembros de la organización. No se revelan detalles de su gobierno interno. Los nombres de las empresas comerciales que controlan y administran no se revelan. No se revelan los nombres de los directores del Opus Dei en los consejos de administración de bancos, compañías de seguros y corporaciones transnacionales.

La mayoría de los centros del Opus Dei en Irlanda, incluidas las residencias universitarias como Ros Geal, son propiedad y están operados por una empresa llamada University Hostels Limited. En 1953, el Opus Dei fundó University Hostels Limited para establecer y gestionar albergues universitarios en Irlanda. Los Estatutos Sociales de esta empresa establecían: "El Presidente General por el momento de la Sociedad Sacerdotal de la Santa Cruz y el Opus Dei, o cualquier persona nombrada por él por escrito, tendrá poder mediante notificación por escrito a la Compañía para destituir cualquier Director de su cargo y designar a cualquier otra persona para que sea Director". El prospecto emitido a los potenciales accionistas indicaba claramente que la empresa iba a ser controlada por el Opus Dei. Claramente, esta no iba a ser una empresa cualquiera.

Las suscripciones de acciones en University Hostels Limited fueron invitadas en mayo de 1953. El prospecto deja tres cosas claras. En primer lugar, las acciones en oferta eran acciones preferentes sin derecho a voto; en segundo lugar, los dividendos serían pequeños; y en tercer lugar, la empresa estaría dirigida en todo momento por el Opus Dei. La compra de acciones en los Albergues Universitarios, por tanto, no fue realmente una inversión comercial sino más bien una contribución financiera a la organización del Opus Dei.

En este contexto, la lista de unos ochenta suscriptores originales es una lectura interesante. Se incluyeron a John A. Costello, en ese momento entre sus dos períodos como Taoiseach (y recién salido del trauma de la controversia Madre e Hijo de 1951); Alexis FitzGerald, yerno de Costello, socio principal del bufete de abogados más importante de Irlanda, McCann, FitzGerald, Sutton, Dudley, como se la conoce ahora; JL McDowell, John McCann y Terence de Vere White, socios de la misma firma Jaw; JP McHale, ahora secretario y tesorero del University College Dublin; Ralph Slazenger, millonario propietario de Powerscourt demesne; Denis Burke, procesador de carne de Clonmel y senador de Fine Gael; Desmond J. O'Malley, padre del juez de cabecera de Limerick Fianna Fail del mismo nombre; JJ Lynch, director ejecutivo de Mitchelstown Co-Op; Michael W. O'Reilly, fundador y luego presidente de New Ireland Assurance Company; y los obispos de Elphin y Limerick, el Dr. O'Neill y el Dr. Hanly. Tres de los mayores suscriptores invirtieron cada uno £ 1,000, lo suficiente para comprar una casa grande en 1953; eran la Irish Assurance Company (ahora Irish Life); Gerald Minch, de la empresa de molienda Minch-Norton; y miembro fundador del Opus Dei en Irlanda, el joven abogado de Sligo, Cormac Burke.

Debe quedar muy claro que Magill no está sugiriendo ni insinuando que ninguna de las personas nombradas en el artículo sean miembros del Opus Dei, en cualquier nivel, a menos que se indique específicamente. Magill tampoco sugiere o insinúa que alguna de las personas nombradas en este artículo conozca o apruebe los métodos de reclutamiento utilizados por el Opus Dei.

Los directores fundadores de University Hostels Limited incluyeron tres numerarios del Opus Dei: Cormac Burke, Richard Mulcahy y Michael Richards del Opus Dei en Londres. Los otros cuatro directores eran personas importantes en la sociedad irlandesa. El conde de Wicklow, presidente de la empresa durante muchos años, tenía intereses en tierras, seguros y publicaciones; fue miembro del Opus Dei hasta su muerte en 1978. Alexis FitzGerald, además de su interés por la práctica legal más grande del país, también tiene una participación considerable en los negocios irlandeses; hasta hace poco, fue director de aproximadamente 60 empresas, entre ellas Irish Metal & Chemical Company, Roussel of Ireland, Intercontinental Hotels y Tampax Ireland. Alexis FitzGerald es un miembro destacado de Fine Gael. Representó a ese partido en el Senado durante muchos años y en junio de 1981 Garret FitzGerald lo nombró para el cargo sin precedentes de asesor especial del gobierno; se le dio un salario ministerial y tenía derecho a asistir a todas las reuniones del gabinete. En su nombramiento, renunció a muchos de los cargos directivos, incluidos los albergues universitarios. Aunque también ha estado involucrado en la formación de otras compañías del Opus Dei, Alexis FitzGerald le ha dicho a Magill que no es miembro del Opus Dei.

Otro director fundador de University Hostels Limited fue Charles Brennan. Además de dirigir Brennan Insurances, una de las corredurías de seguros más grandes de Irlanda, Charles Brennan es director de la Educational Building Society y, en varias ocasiones, presidente de Church & General Insurance Company y director de Insurance Corporation of Ireland y otras empresas. Charles Brennan es el actual presidente de University Hostels Limited. También le ha dicho a Magill que no es miembro del Opus Dei; en cuanto a las acusaciones sobre el reclutamiento, afirma: "No estoy involucrado en el funcionamiento diario de los albergues", y cuando se le preguntó sobre el reclutamiento de estudiantes menores de 18 años sin el conocimiento de sus padres: "Ciertamente no lo probaría". El otro director fundador, John Kenny, está enfermo y no pudieron ser contactados para hacer comentarios. El juez John Kenny fue juez del Tribunal Superior, 1961-75, y juez del Tribunal Supremo, 1975-82.

Las acciones con derecho a voto de la empresa estaban originalmente controladas por Cormac Burke (62%), siendo Charles Brennan (22%) el único otro accionista sustancial. La situación ha cambiado a lo largo de los años y ahora la empresa está controlada por un vehículo del Opus Dei llamado Lismullin Scientific Trust con domicilio en la residencia del Opus Dei Knapton. Un grupo similar con la misma dirección, Tara Trust, también tiene acciones de la empresa; Es interesante notar que Tara Trust recibió 100 acciones sin derecho a voto en 1978 del jesuita Michael Paul Gallagher, quien da conferencias en inglés en UCD. No está claro si el dinero cambió de manos o no.

A lo largo de los años, el personal de la junta directiva ha cambiado naturalmente. La gran mayoría de ellos han sido numerarios, residentes en residencias del Opus Dei; ocasionalmente, sin embargo, surgen otros nombres. En las décadas de 1950 y 1960, un abogado de Dublín, Thomas Doyle, formó parte de la junta; fue nombrado juez por Liam Cosgrave en 1975 y desde entonces ha sido miembro del Tribunal Superior. En la fecha de la última declaración completa en 1981, la junta directiva estaba compuesta por Charles Brennan, Alexis FitzGerald, Donncha O. hAodha, profesor de irlandés antiguo en University College Galway, y cuatro numerarios: William J. Kiely, Arnold Torrents, Declan Bourke. , contador y director gerente de la empresa, y Thomas O'Connor, profesor de Física en University College Galway.

University Hostels Limited ha recaudado importantes sumas de dinero a lo largo de los años para financiar su expansión. En este sentido, los vínculos del Opus Dei con el mundo empresarial y financiero fueron de gran utilidad. Toda la financiación de la empresa en el período 1953-67 provino de Irish Life; después de eso vino de la Educational Building Society. A lo largo de la década de 1960 también llevó a cabo una sofisticada campaña de recaudación de fondos dirigida principalmente a los niveles
Sociedad de Dublín. Uno de los principales organizadores de esta campaña fue el exgerente del condado de Meath, el difunto Denis Candy. Como ejemplo de la forma en que se llevó a cabo la campaña, se puede señalar el baile a la luz de las velas que se llevó a cabo en el hotel Shelbourne en 1966 al que se invitó a 320 invitados adinerados. Tal fue el brillo de la ocasión que un periódico informó que una invitada, un miembro de la famosa familia emprendedora de Dublín, los Masseys, llevaba "uno de los vestidos más atrevidos de Dublín".

En 1980, University Hostels Limited estimó el valor de sus activos fijos en £ 740,000. La cifra parece extremadamente conservadora cuando se considera el tamaño y la prestigiosa ubicación de las propiedades involucradas: la enorme residencia Nullamore ubicada en amplios terrenos en Milltown en el sur de Dublín, la residencia Ely ubicada a 100 metros de St Stephen's Green en el corazón de la principal área de propiedades de Dublín. . Teniendo en cuenta la inflación, los activos de la empresa
a los valores actuales están en algún lugar en la región de £ 1,5 millones.

El Opus Dei participa en la gestión de varios clubes infantiles en Dublín. Los clubes en cuestión están en Nullamore en Milltown, G1enard en Clonskeagh, el Harrow Club en Ranelagh, el Dunedin Club en Synge Street y el Anchor Center en Artane. Cada uno de estos trata con niños o niñas en la adolescencia temprana, generalmente en el grupo de edad de 13 a 15 años. Muchos de estos clubes no dan a conocer el hecho de que están dirigidos por el Opus Dei. Por ejemplo, el Harrow Club en Mountpleasant Square, Ranelagh, logró obtener una página de publicidad gratuita en el periódico de regalos, Southside Express, en enero de este año. Se les dio un número de teléfono a los miembros que querían llamar y se les dijo que Brian Madden era el líder del club; sin embargo, no se mencionó el hecho de que el Sr. Madden también era miembro numerario del Opus Dei.

En relación a la posibilidad de que los jóvenes deseen unirse a la organización, cabe destacar la opinión del P. Andrew Byrne, sacerdote del Opus Dei: en una carta al Daily Mail el 14 de enero de 1981, escribió: "en algunos casos cuando un joven dice que quiere unirse, le aconsejamos que no se lo digan a sus padres. Esto se debe a que los padres no nos comprenden". Es este tipo de declaración la que ha suscitado una gran preocupación entre las autoridades de la Iglesia en Gran Bretaña. En 1981, el cardenal Hume de Westminster emitió una serie de reglamentos para los centros gestionados por el Opus Dei dentro de su diócesis, tras una prolongada investigación sobre las actividades de la organización. Los centros del Opus Dei deben llevar una indicación clara de que la organización los dirige; los menores de 18 años no deben ser reclutados y solicitados que hagan votos de membresía; a los posibles reclutas se les debe permitir discutir el asunto con sus padres antes de tomar una decisión final; y los que deseen irse deben poder hacerlo libremente. La preocupación del cardenal Hume por los jóvenes de su diócesis con respecto al Opus Dei no ha sido igualada por los obispos irlandeses.

A principios de la década de 1970, el Opus Dei comenzó a ingresar a la educación secundaria en Irlanda. La línea oficial del Opus Dei es que la organización en sí no está involucrada en estos emprendimientos, pero sí algunos de sus miembros. El Educational Development Trust se fundó para establecer escuelas secundarias para niños y niñas inicialmente en el área de Dublín. La operación se financiaría a través de un nuevo vehículo, el Park Industrial and Provident Society Limited, que se creó en 1975. Las figuras clave de esta empresa fueron un trío de supernumerarios del Opus Dei del mundo empresarial de Dublín: Gabriel Byrne, Neil Dean y Terence Horgan.

Gabriel Byrne es ingeniero consultor de profesión y tiene intereses comerciales en España; Neil Dean ocupa uno de los puestos gerenciales más altos en Allied Irish Banks como auditor interno del grupo; Terence Horgan posee el 25% de Murray Consultants, la mayor consultora de relaciones públicas de Irlanda y la firma líder en relaciones públicas financieras y corporativas. A lo largo de los años, Horgan también ha tenido intereses en el comercio de ropa, siendo el más reciente un grupo llamado Paul Matthew que se deshizo en una compra por parte de la gerencia en 1979. Otros miembros del fideicomiso han incluido al prominente abogado de Dublín Frank Fitzpatrick, quien ha declarado a Magill que no es miembro del Opus Dei. Además de su interés en Fitzpatricks, una de las firmas de abogados más importantes del país, también es propietario del hotel Las Rampas en Fuengirola, en el sur de España.

El Educational Development Trust ha establecido hasta ahora dos escuelas. En 1975 se estableció una escuela para niños en Rockbrook, cerca de Rathfarnham; esto se llamó Escuela Rockbrook Park. En 1977 se estableció una escuela para niñas en Morehampton Road llamada Rosemont Park School. Hay algunos profesores que no pertenecen al Opus Dei en estas escuelas, pero muchos son miembros; los directores son invariablemente miembros del Opus Dei. No es raro que los alumnos viajen diez o veinte millas para asistir a estas escuelas.

Desde el principio, las escuelas estaban dirigidas a la élite de la sociedad de Dublín. Aunque las escuelas no son residenciales, las tarifas son elevadas. Cuesta £ 460 por año para matricular a un alumno; así como también que se requiere que los padres contribuyan con un préstamo sin intereses a Park Industrial and Provident Society durante la duración de la educación de sus hijos; la cifra involucrada es de aproximadamente £ 1.200 en la actualidad. Llevar a un niño a la puerta de Rosemont o Rockbrook implicaría un desembolso inicial asombroso de aproximadamente 1.700 libras esterlinas. Principalmente debido a estos préstamos, más los préstamos de Allied Irish Banks, la Park Industrial and Providen t Society había declarado activos de más de £ 550,000 en 1980. Hoy, esa cifra probablemente se encuentre en la región de £ 1 millón.

El Opus Dei tiene amplios intereses editoriales en Irlanda. Estos están dirigidos por Michael Adams, uno de los miembros numerarios más importantes de la organización en Irlanda. El Opus Dei dirige una cadena de editoriales con el nombre de Sceptre, la más grande de Chicago; y en 1959 se fundó en Irlanda una empresa llamada Sceptre Publishers Limited. Entre los directores fundadores se encontraban Wilfrid Cantwell, arquitecto de Dublín y miembro del Opus Dei; Henry Cavanna, sacerdote español del Opus Dei que entonces residía en Dublín; Seamus Timoney, ahora catedrático de Ingeniería Mecánica de la UCD y miembro del Opus Dei; Denis Burke, un empresario de Clonmel que también contribuyó con dinero a University Hostels y Edward Neale McDermott, un cirujano de Galway; Michael Adams actuó como secretario de la empresa. Como sus empresas hermanas en otros lugares, Sceptre 'La función principal de Sceptre ha sido la de publicar literatura relacionada con el Opus Dei, y en particular la obra más conocida de Monseñor Escrivá, Camino'.

Sceptre Ireland no parece haber cotizado desde 1978. El consejo de administración más reciente fue Wilfrid Cantwell, Seamus Timoney, Joseph O'Hanlon, exdirector gerente de Irish Printers Limited, quien afirma que no es miembro del Opus Dei. El cuarto director fue David Donovan-Coyle, uno de los principales empresarios de Galway y director en varios momentos de hasta veinte empresas, entre ellas Hygeia, Cold-Chon, Galway Concrete y Foir Teoranta, el banco de rescate estatal. Donovan-Coyle dice que no es miembro del Opus Dei, pero admite "admirar sus esfuerzos" y afirma que personalmente no ganó dinero con Sceptre. Durante prácticamente toda su existencia, Sceptre estuvo bajo el control de Conference Centers Limited, una compañía de garantía limitada que disfruta de la condición de organización benéfica porque no tiene capital social; todos los directores de los Palacios de Congresos son miembros numerarios del Opus Dei.

El principal motor de propaganda del Opus Dei en Irlanda es Four Courts Press. Esta empresa fue fundada en 1969 por el bufete de abogados de Alexis FitzGerald para Michael Adams, que desde entonces ha tenido el 99% del capital social. Los otros directores fundadores fueron Patrick Holzapfel, numerario del Opus Dei, y Donal Flynn, contador público de Sandycove en Dublín, que hasta hace poco trabajaba en Bray como Donal Flynn & Company; El señor Flynn le ha dicho a Magill que no es miembro del Opus Dei. Four Courts Press se especializa en la publicación de libros litúrgicos y religiosos y ha publicado muchas obras del Dr. Newman, el Dishop de Limerick. Una de sus funciones principales es la publicación de artículos de posición. Los Documentos de posición son folletos que publica el Opus Dei en Irlanda de forma mensual o bimestral. Se ocupan de una variedad de problemas políticos y sociales y promueven una línea rígidamente conservadora en todos ellos: divorcio, anticoncepción y asuntos familiares. Los documentos de posición son distribuidos por la City Publishing Company de Merrion Square, otra Opus. Equipo Dei, registrado a nombre de Terence Horgan, quien también figura en el Educational Development Trust.

Michael Adams es el único accionista director residente en Irlanda de Irish Academic Press, una empresa especializada en libros académicos. Irish Academic Press compró los activos de Irish University Press, con sede en Shannon, en 1974; Adams había sido director de IUP, que se hundió en 1974 con deudas de 1,4 millones de libras. Una empresa subsidiaria de Irish Academic Press, Round Hall Press, tiene la responsabilidad de editar y publicar Irish Law Reports Monthly.
 
El Opus Dei tiene una influencia considerable en la comunidad empresarial irlandesa. Esta influencia se ha fomentado y desarrollado en gran medida a través de sus centros de conferencias en Ballyglunin y Lismullin. El centro de conferencias Ballyglunin Park está situado en un rincón remoto de East Galway en una magnífica casa georgiana; ocupa el mismo sitio que Ballabert Catering College y parece que las chicas de la universidad, que viven en el lugar, atienden el centro mismo. El Centro Ballyglunin está dirigido por el Dr. Tom O'Connor, profesor de Física de la UCG y miembro numerario senior del Opus Dei. El Dr. O'Connor es un hombre extremadamente afable y encantador, y la noche que Magill llamó estaba dirigiendo un recuerdo, dando una conferencia a algunos de los burgueses ricos de Galway sobre "Materialismo y desapego". Explicó cómo funcionaba Ballyglunin: "Se invita a los hombres a asistir a los recogimientos a través del apostolado personal de las personas", es decir, mediante invitación verbal. Dijo que a estos recuerdos asistieron "gente de negocios" del área de Galway y Tuam y que el centro más grande de Lismullin cumplía la misma función para el área de Dublín. El centro de conferencias Lismullin está situado en Tara en el condado de Meath, a unas veinte millas de Dublín. Al igual que en Ballyglunin, tiene su propio personal de sirvientas, provenientes del Centro de Capacitación en Administración del Hogar y Catering del Hotel Lisdara en el mismo sitio. Entre los que asisten a retiros en Lismullin se encuentran destacados empresarios, secretarios de departamentos gubernamentales y jefes de organismos semiestatales; también se sabe que los políticos asisten por invitación de boca en boca. 

En la década de 1960 se lanzó una campaña de recaudación de fondos para financiar el desarrollo del Centro Lismullin y se estableció un comité de coordinación. En el Sunday Press del 30 de abril de 1967, Denys Turner, entonces director de la residencia del Opus Dei Ely, nombró a los siguientes integrantes del comité de recaudación de fondos. La primera persona que mencionó fue Cearbhall O. Dalaigh, en ese momento presidente del Tribunal Supremo y más tarde presidente de Irlanda; Cabe señalar que el Opus Dei parece gozar de cierta influencia dentro del poder judicial en particular y de la profesión jurídica en general. Sean Lemass también fue nombrado miembro del comité; acababa de completar su período de siete años como Taoiseach en 1966 y después de eso asumió numerosos cargos de dirección; sus conexiones políticas y comerciales habrían sido de considerable valor para ayudar a recaudar dinero. Otro hombre de inclinaciones Fianna Fail que fue nombrado por Turner fue Joe Malone. En la década de 1970, Joe Malone se desempeñó como director general de Bord Failte; en la actualidad es vicepresidente ejecutivo de Smurfit Group a cargo de marketing y también presidente de Doreen Holdings, la empresa textil; Charles Haughey le dio el trabajo de recaudar fondos para el partido Fianna Fail en 1981. Joe Malone afirma que nunca fue miembro del Opus Dei y que no ha participado en la recaudación de fondos para él. Turner también lo nombró Colm Barnes. Fundador y presidente del grupo textil Glen Abbey, también ha ocupado muchos otros cargos directivos, entre ellos Roadstone y Fiat Ireland; de 1967 a 1976 se desempeñó como presidente de Coras Trachtala, la junta estatal de exportaciones,

Colm Barnes afirma que no es miembro del Opus Dei y que no ha participado en ninguna actividad de recaudación de fondos para él; sin embargo, afirma que ha visitado el Centro de Conferencias de Lismullin ocasionalmente. El artículo también declaró que Michael Rigby-Jones estuvo involucrado en el comité de recaudación de fondos de Lismullin. Michael Rigby-Jones murió en un accidente aéreo en 1972; había sido director gerente de Irish Ropes Limited y sus otros cargos directivos incluían Cement Limited y el Banco de Irlanda. El nombre final mencionado por Denys Turner fue el del Conde de Fingall. Oliver James Horace Plunkett, duodécimo conde Fingall, un terrateniente del condado de Meath, está enfermo en este momento y no estuvo disponible para hacer comentarios. En las entradas de Who's Who en Irlanda a finales de los setenta, Fintan Kennedy se describió a sí mismo como vicepresidente de la Asociación Lismullin. Fintan Kennedy se ha desempeñado como secretario general y presidente del ITGWU y presidente del ICTU; también ha representado al Partido Laborista en el Senado. En el momento de redactar este informe, no era posible contactarlo con respecto a su participación en Lismullin.

Seamus Timoney ha estado involucrado en el Opus Dei desde principios de la década de 1950. Miembro numerario, actualmente es Catedrático de Ingeniería Mecánica en la UCD. Aparte de su trabajo académico, Timoney también tiene considerables intereses comerciales. Su padre, un oficial del ejército, fundó Galway Milk Company y hasta finales de los 70 Timoney fue accionista y director de la empresa.

Timoney es mejor conocido por sus inventos pioneros en el campo de la ingeniería mecánica de alta tecnología. Ha desarrollado el Transporte Blindado de Personal Timoney (APC) y una gama de vehículos de rescate de aeropuertos; su último proyecto consiste en el desarrollo de un motor cerámico. En todas estas empresas, Timoney pudo recurrir a los recursos internacionales del Opus Dei, que trajeron a Irlanda ingenieros de muchos países diferentes, incluidos Gran Bretaña, España y América, algunos de los cuales estaban adscritos a establecimientos del Opus Dei en esos países.

Los orígenes del grupo de ingeniería Timoney se encuentran en una empresa llamada Industrial Engineering Designers Ltd. Constituida en 1957, ahora tiene sus oficinas en la casa de uno de sus directores, Paul Schutte, un ingeniero que murió en 1981. Al menos cinco de los seis directores fundadores de esta empresa fueron numerarios del Opus Dei. Otras empresas de Timoney incluyen Technology Investments Group, Timoney Research, Timoney Holdings y Tectonics Research.

Todas ellas son empresas privadas y se ha pedido a un grupo selecto de inversores que contribuya con fondos; entre ellos se encuentran el Netherall Educational Trust, uno de los principales fondos benéficos del Opus Dei en el Reino Unido, varios miembros numerarios senior del Opus Dei en Irlanda y el Reino Unido, y Donal Flynn, involucrado anteriormente en las actividades editoriales del Opus Dei en Irlanda.

Hasta hace poco, Donal Flynn and Company trabajaba como contadores en las instalaciones de Quinnsboro Terrace en Bray; de la misma dirección, las mismas oficinas. y el mismo número de teléfono, Cyril
McKeon dirigía un negocio similar. Cyril McKeon proporciona una gama completa de servicios de gestión al grupo de empresas Timoney: auditoría de cuentas, presentación de declaraciones, suministro de oficinas registradas; Además, la sociedad gestora controlada por McKeon, PCM, actúa como secretaria de muchas de las empresas Timoney. El propio McKeon también ha tenido acciones en al menos una empresa de Timoney. Entre sus otros intereses comerciales se encuentra una empresa de fabricación textil llamada Opus Properties Limited, para la que Donal Flynn, en ocasiones, ha actuado como contador.

La mayoría de las empresas de Timoney se dedican exclusivamente al diseño, la investigación y el desarrollo. Su planta de fabricación está ubicada en Gibbstown cerca de Navan en el condado de Meath. En 1974, se creó una empresa llamada Advanced Technology Limited para ejecutar esto; en 1975 se reconocieron las ventajas de estar ubicado en una zona de Gaeltacht y se cambió el nombre a AdTec Teoranta. En esta etapa, Gaeltarra Eireann se mudó: la agencia estatal tomó una participación del 49% en el capital social de AdTec a un costo de £ 178,000 y puso a disposición de la empresa subvenciones de más de £ 222,000, lo que hace que el desembolso total del estado sea de aproximadamente £ 400,000. Como parte del acuerdo, el gerente de inversiones de Gaeltarra Eireann, Frank Flynn, se unió al directorio de AdTec, aunque desde entonces renunció; ahora es director ejecutivo de Udaras na Gaeltachta. Frank Flynn afirma que es miembro del Opus Dei a nivel de cooperador.

La fuerza laboral de AdTec rara vez ha superado los 60. Muchos de ellos son ingenieros de investigación de fuera del área, de hecho, de fuera del país en muchos casos. La dirección se mostró antipatía hacia los sindicatos desde el principio, pero NEETU finalmente logró establecer una base en la empresa. AdTec estuvo en las noticias a principios de 1979 cuando Seamus Timoney despidió a siete de los lugareños, acusándolos de mala mano de obra, y se produjo una batalla legal por el despido injusto.

AdTec se especializó originalmente en la construcción de prototipos del famoso Timoney APC, uno de los pocos vehículos militares jamás diseñado y construido en Irlanda. Cuando se inició la fabricación de estos vehículos en 1978, uno de los primeros en realizar un pedido fue el gobierno militar del general Jorge Videla en Argentina. Timoney tiene vínculos importantes con el establecimiento militar a nivel internacional: se ha desempeñado como consultor tanto del Pentágono en Washington como del Ministerio de Defensa en Londres.

La capacidad de fabricación de AdTec siempre ha sido muy limitada. Una vez que se recibió el primer pedido de gran volumen del extranjero (el cliente era el ejército belga), la producción se transfirió fuera de Irlanda.

El Opus Dei también tiene vínculos con la consultora de ingeniería Delap and Waller, que tiene oficinas en Dublín y Galway. Un tercio de este negocio es propiedad de Arnold Torrents, miembro numerario del Opus Dei. Delap y Waller realizan una gran cantidad de trabajo para las principales compañías de seguros. En el Irish Times del 21 de enero de 1981, el Dr. William Murray de Howth en el condado de Dublín se declaró miembro del Opus Dei; cuando se le pide que confirme si él era un miembro dijo: "Le hice esa pregunta a un amigo mío una vez y su respuesta fue 'ocúpese de sus asuntos' y... con el mayor respeto posible le diría lo mismo". William Murray posee una consultoría de gestión con sede en Howth llamada William Murray & Associates Limited; también se ha desempeñado como director de otra consultora, PE Consulting Ireland Limited. También es director de Cement-Roadstone Holdings y de Ryan Hotels Group.

Opus Dei y la Iglesia católica

La relación entre el Opus Dei y la Iglesia católica es compleja. Habiendo funcionado dentro de la iglesia desde 1958, la organización recibió la aprobación del Papado del Papa Pío XII a finales de los años cuarenta. Sin embargo, se desalienta a los miembros a confesarse con sacerdotes ajenos a la organización, las publicaciones católicas han sido estrictamente excluidas de las residencias del Opus Dei y se han desaprobado las biblias posteriores al Vaticano II. En 1972 el diario secreto Crónica se refería a una "auténtica podredumbre" dentro de la Iglesia e incluso llegó a calificar a la Iglesia como "un cadáver en descomposición que apesta".

La relación del Opus Dei con la Iglesia se modificó efectivamente con la elección del Papa Juan Pablo II. Karol Wojtyla había disfrutado de estrechos vínculos con la organización durante varios años. Antes de convertirse en Papa, había dado conferencias en un centro del Opus Dei en Roma. Mientras el propio Escrivá estaba vivo, él y sus funcionarios se dedicaron a cultivar al joven prelado polaco de manera sistemática, según Juan Arias, corresponsal en el Vaticano del diario madrileño El País. Reprodujeron sus discursos y los distribuyeron, lo ayudaron a viajar y lo presentaron a destacados eclesiásticos para que, en el momento de su elección como Papa, no fuera desconocido para sus compañeros cardenales, según Arias. Muy poco después de su elección, Juan Pablo II comenzó a mostrar su favor al Opus Dei. En 1982 oficia personalmente la ordenación de 30 diáconos del Opus Dei en la catedral de Valenci. Finalmente, en 1982 elevó al Opus Dei a la categoría de prelatura personal y nombró al P. Álvaro del Portillo, presidente general de la organización, como primer prelado con rango de obispo.

El resultado neto de “la decisión personal por anticipado" es que el Opus Dei gozará ahora de una mayor libertad frente a las autoridades eclesiásticas locales que nunca. En la práctica, esta libertad equivale a una autonomía virtual. Por ejemplo, ahora será difícil, si no imposible, para los eclesiásticos preocupados como el cardenal Hume de Westminster, que llevó a cabo una investigación sobre el Opus Dei en 1981, intervenir en las actividades del Opus Dei en sus diócesis. Es de destacar que en junio de 1982 los obispos españoles -las personas que conocen el Opus Dei quizás mejor que nadie- votaron 55-9 en contra de la prelatura personal del Opus Dei II. El Opus Dei ha recibido reacciones encontradas por parte de la Iglesia irlandesa desde su llegada a este país. Recibió el apoyo entusiasta del difunto arzobispo de Galway, Dr. Michael Browne, y como resultado ha prosperado enormemente en esa área. En Dublín, John Charles McQuaid se resistió al principio a la entrada del Opus Dei, pero Portillo, ahora presidente general, lo persuadió personalmente para que permitiera su establecimiento aquí. El Dr. Cornelius Lucey, el difunto obispo de Cork, ofreció una oposición más dura y durante su largo reinado, el Opus Dei nunca logró establecerse en Cork. A lo largo de la década de 1950, el Opus Dei contó con el apoyo del Dr. O'Neill, obispo de Limerick, y del Dr. Hanly, obispo de Elphin.

Newman es partidario del Opus Dei. El Dr. Newman es un colaborador habitual de los Position Papers, los folletos de propaganda que el Opus Dei distribuye de forma privada entre los niveles superiores de la sociedad irlandesa; Los Documentos de posición promueven una línea ultraconservadora sobre temas sociales y políticos, así como sobre debates dentro de la Iglesia. El Opus Dei ha publicado muchos libros y colecciones de sermones escritos por el Dr. Newman, como Balance in the Church (1980), State of Ireland (1977) y Studies in Political Morality (1962).

Fuente: Magill

Exégesis Diario

Redacción de Exégesis Diario

Te puede interesar