El capitalismo de vigilancia y el enemigo invisible

VIDEOS 22 de junio de 2021

Marta Peirano

La escritora y periodista española, Marta Peirano, devela en las siguientes conferencias con datos precisos cómo el Estado, las instituciones, las empresas y las agencias de inteligencia utilizan la Big Data que los móviles (entre otros dispositivos digitales) producen de forma perenne con el fin de obtener todo tipo de información acerca del comportamiento de las masas.

Con el poder que proporcionan las nuevas herramientas tecnócratas -en manos del poder fáctico- es posible fomentar la manipulación propagandística, impulsar la desinformación de manera deliberada, promover eventos traumátucos entre los que se incluye el terrorismo de Estado o anticiparse a revoluciones latentes. 

El valor colectivo de los datos producidos por las comunidades sirven para alimentar los algoritmos predictivos de la inteligencia artificial que promueve el denominado capitalismo de vigilancia. Esto se realiza con el objetivo principal de pronosticar con relativo éxito todo tipo de movimientos sociales futuros.

Con los algoritmos inteligentes (IA) y una sofisticada tecnología de minería de datos teniendo un acceso continuo a la más grande cantidad de información personal -y colectiva- producida alguna vez por las comunidades sociales a lo largo y ancho del mundo, es posible para los prestidigitadores del Estado Profundo elaborar y falsificar todo tipo de eventos o situaciones que involucren ingeniería social y modificación parcial o total de la conducta; por lo que la propagación idiológica de movimientos sociales, las operaciones psicológicas, la edificación de potenciales figuras presidenciales, artísticas o científicas, así como la fabricación de guerras o de catástrofes sanitarias, son perfectamente viables gracias a las herramientas de vigilancia, control y predicción que proporcionan las nuevas tecnologías

Estas nuevas tecnologías son conocidas como armas silenciosas de cuarta y quinta generación (4 y 5 G), y el grueso de los seres humanos insertos en el mundo globalizado las llevan en su bolsillo o las tienen en un altar en algún rincón del hogar. Por lo que, sin duda, es importante entender cómo funcionan los dispositivos digitales para desactivar en el mayor grado posible su nivel de vigilancia e influencia.

Te puede interesar