Xi Jinping propuso “Un mecanismo global” para regular viajes internacionales

SUCESO 24 de noviembre de 2020 Por Exégesis Diario
Diseño sin título (17)

El presidente chino, Xi Jinping, se pronunció en la cumbre del G20 a favor de un sistema de monitoreo a escala mundial para vigilar el sistema de salud de los ciudadanos. El dispositivo funcionaría mediante un código de respuesta rápida (código QR) con el principal propósito de restituir la autonomía de los pasajeros en viajes internacionales.

La agenda globalista cada vez esconde menos sus cartas y avanza hacia un sofisticado sistema orweliano de control total. Durante la cumbre de dirigentes que se celebró virtualmente el último sábado, Xi Jinping se pronunció a favor de establecer un sistema de vigilancia mediante código QR, con el cual se pretendería reconocer de forma digital los certificados de salud de los individuos con el fin de establecer quiénes estarán aptos para realizar viajes internacionales.

Los códigos QR se establecen sobre una combinación extensa y sofisticada de datos sobre las personas, por lo que, realmente, para que este sistema tenga éxito, los gobiernos deberían tener acceso a una gran cantidad de información privada sobre los usuarios registrados con este método; además -evidentemente- del acceso a la prueba de hisopado para descartar la presencia del virus. Por supuesto, la mayoría de esta Big Data ya existe y las masas lo brindan de forma voluntaria a las distintas redes sociales diseñadas por los prestidigitadores del Estado Profundo. Pero la intención real de este movimiento maestro es crear un marco legal donde la comunidad global se deje espiar y perseguir por sus gobiernos de manera autorizada.

Hay una agenda en marcha y desde el nuevo milenio es especialmente evidente; la demolición controlada del viejo orden mundial para dar paso a un nuevo orden de los tiempos. La agenda transhumanista que está en marcha pretende crear grandes laboratorios sociales en donde sea el propio ciudadano quien exija –y suplique- ser espiado y controlado en todo momento en pos de la paz y seguridad social. Es por ello que los grupos sociales tienen que defender -más que nunca- sus derechos naturales, y, sobre todo, su derecho legítimo a circular libremente por el territorio; la sociedad debe batallar contra estas medidas draconianas que intentan avasallar la privacidad de los seres humanos con el fin último de que un pequeño grupo obtenga más control sobre las actividades económicas, sociales y privadas de las masas.

Exégesis Diario

Redacción de Exégesis Diario

Te puede interesar